24 mayo, 2024

Es el derivado de la destilación del petróleo, de un color azulado o amarillento transparente, su estado intermedio de densidad va entre la gasolina y el diesel es de un olor fuerte e inflamable, usado como combustible en motores y turbinas, como disolvente y para calefacciones caseras, cocinas y lámparas domésticas e industriales, ya que desde tiempo pasado se usaba como iluminación nocturnas en lámparas de calles, es conductor de la electricidad por descargas mecanizadas, insoluble al agua.

las personas que regularmente utilizan calentadores de queroseno no tienen más enfermedades respiratorias que la población en general. Sin embargo, la inhalación de queroseno podría causar un cambio a corto plazo en la forma en que se percibe el olor o sabor de las cosas. Además, la inhalación de vapores de queroseno podría hacer que algunas personas tengan mareos o náuseas. Respirar los humos a largo plazo puede dar lugar a un daño neurológico o renal, incluyendo coágulos sanguíneos que dañan el cerebro, el corazón u otros órganos.
El queroseno es altamente tóxico para la vida humana y animal. Incluso limitada exposición puede causar irritación en la piel, ojos y membranas mucosas. Al igual que con benceno, algunas pruebas de laboratorio indican que ciertos elementos en soluciones de queroseno, incluso puede ser ligeramente cancerígeno en situaciones de exposición prolongada.
Al igual que otros combustibles fósiles libera dióxido de carbono de queroseno, un gas de efecto invernadero que almacena el calor cuando se acumula en la atmósfera, durante la combustión. Un creciente consenso científico mundial indica que la quema humana de combustibles fósiles es responsable de una tendencia al calentamiento global apreciable en la atmósfera de la Tierra. Los científicos también sospechan que la quema de combustibles fósiles y la aceleración de esta tendencia al calentamiento podría conducir a impactos ambientales y sociales globales significativos, incluyendo aumento de la frecuencia e intensidad de los desastres naturales, la aceleración de la desertificación, la pérdida de hábitat y el aumento del nivel del mar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *