18 mayo, 2024

Según un cocinero español, La cocina es la disciplina artística que más sentidos reúne, y en mi opinión creo que es cierto, la cocina no es solo preparar comida o servir a alguien, cocinar abarca muchas otras cosas, tiempo, dedicación, esfuerzo, disciplina, constancia, trabajo duro que a veces uno no duerme lo suficiente. Ser cocinero no es fácil, pero a los que realmente les gusta y le apasiona, todo es más llevadero.

La cocina es prácticamente otro mundo, paralelo al resto, pero adentro uno se puede sentir como en familia, muchas veces pasan más tiempo allí adentro que en sus casas.

La cocina tiene sus reglas, sus horarios, tiene normas, infinitas, y todas se deben cumplir.

Según la frase de Michel Foucault sobre el soldado:

He aquí la figura ideal del soldado tal como se describía aún a comienzos del siglo XVII. El soldado es por principio de cuentas alguien a quien se reconoce de lejos. Lleva en sí unos signos: los signos naturales de su vigor y de su valentía, las marcas también de su altivez; su cuerpo es el blasón de su fuerza y de su ánimo; y si bien es cierto que debe aprender poco a poco el oficio de las armas —esencialmente batiéndose—, habilidades como la marcha, actitudes como la posición de la cabeza, dependen en buena parte de una retórica corporal del honor: «Los signos para reconocer a los más idóneos en este oficio son los ojos vivos y despiertos, la cabeza erguida, el estómago levantado, los hombros anchos, los brazos largos, los dedos fuertes, el vientre hundido, los muslos gruesos, las piernas flacas y los pies secos; porque el hombre de tales proporciones no podrá dejar de ser ágil y fuerte.»

En mi opinión, al cocinero se lo puede describir así, un cocinero tiene que tener un  perfil de fuerza, valentía, tiene que tener capacidad de liderazgo (principalmente el chef), tiene que ser capaz de superar cualquier tipo de circunstancia, tiene que saber que muchas veces puede salir algo mal pero también que se puede aprender y que todo salga bien, inclusive mejor, porque un cocinero es perseverante, un cocinero debe ir por mas y no darse por vencido.

Muchas veces cuando uno recién arranca en este oficio, no sabe bien lo que le puede esperar del otro lado, no sabe qué tipos de personas van a ser sus compañeros, si van a ser amables, si los van a tratar con paciencia (por lo menos los primeros días), pero más alla de eso, no debe dejar de pensar en que si va a poder con todo, que si va a ser capaz de superar todo tipo de expectativas, porque de eso se trata, de aprender y crecer personalmente.

En este caso; también, podemos describir al cocinero como un hombre máquina, un cocinero puede y debe saber y debe saber hacer todo tipo de cosas. En la cocina todos debemos saber por lo menos lo básico de cada área porque nunca sabemos si un día llegamos y nos toca cambiar de rol por ese día.

La disciplina fabrica cuerpos dóciles, y eso pasa en la cocina, nadie es incapaz de nada.

La cocina puede generar aptitud y poder, haciendo que la potencia de cada uno aumente con el tiempo, pero todo eso puede pasar si uno lo tiene controlado, si siempre se mantiene el orden, sino no podría ser así. Como dije anteriormente, la cocina es un mundo aparte y por ello se deben mantener y cumplir ciertas normas y reglas, que son muchas, pero las más básicas son el de ser puntual, el ser ordenado y limpio, el ser buen compañero y ayudar en todo lo que se pueda. El chef, quien es el de mayor jerarquía dentro de una cocina, es quien los vigila y pone orden, es quien debe responsabilizarse por cada acción que realiza un cocinero.

Y para concluir más o menos con este tema, quiero decir que ser cocinero es llevar una gran responsabilidad sobre el hombro, uno lucha a diario y solo piensa en el comensal, quien es el privilegiado de conocer y probar todo lo que el cocinero hace. Es un gran trabajo y solo podría llevarse a cabo con pasión y paciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *