12 julio, 2024

La globalización es un proceso continuo y dinámico.

La misma se encuentra vinculada al comercio internacional, considerándolos elementos inseparables. La tecnología y las comunicaciones han sido el principal motor de integración económica mundial en los últimos doscientos años.

Algunos de los beneficios que provoca la globalización radican en una mayor eficiencia de mercado; mejoras en la comunicación y cooperación internacional (lo que genera un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles; impulsando el desarrollo científico y técnico); genera mayores márgenes de maniobras ante crisis mundiales y la eliminación de barreras de entrada al mercado laboral. Asimismo, este proceso globalizador trae aparejadas determinadas desventajas, tales como el abuso de poder monopólico de ciertas empresas multinacionales; aumentos de desequilibrios económicos, sociales y ambientales; aumento de la pobreza y pérdida de factores que no se adaptan a la competencia.3 La mayor parte del siglo XIX y los primeros años del XX estuvieron marcados por la primera gran globalización. La revuelta que produjeron la primera guerra mundial, la gran depresión y la segunda guerra mundial llevaron a los países a abandonar la integración mundial para orientarse hacia modelos económicos más centrados en lo nacional y coordinados por el Estado. Después de la segunda guerra mundial (1945) se crearon instituciones internacionales como las Naciones Unidas, el FMI, el Banco Mundial o el GATT (posteriormente OMC). El objetivo de las mismas era mantener la paz y limitar el nacionalismo económico y las políticas de empobrecimiento de los demás Estados, quienes habrían contribuido a destruir la estabilidad internacional en la primera mitad del siglo XX.  SUELDO, Gabriel Horacio. “Integración económica Internacional: Teoría del comercio internacional, política comercial y proteccionismo económico, Con el objetivo de integrarse, los mercados mundiales deben hacer frente a los cambios que el contexto propone, siendo éste cada vez más competitivo. En este sentido, las economías que cuentan con mano de obra más calificada poseen una tendencia más favorable al momento de adaptarse a los cambios que se suceden a su alrededor. Pero más allá de la mano de obra, deben darse situaciones de mercado, ya sea monetarias y financieras, que ejerzan de soporte a las actividades que el Estado pretende realizar, por ejemplo, ofreciendo accesibles condiciones de financiación del comercio exterior (sobre todo en los países en vías de desarrollo), estabilidad del tipo de cambio, políticas públicas y fiscales transparentes, entre otros. Variados son los factores que afectarán en los años por venir al comercio mundial, notando la presencia de cadenas de valor internacionales, la creación de nuevas formas de regionalismo, mayor afluencia del comercio de servicios y el aumento e inestabilidad de los precios de los productos básicos. Una de las variables más importantes y significativas serán los mercados de recursos naturales, debido a que son activos preciados a nivel mundial, y en muchos casos se carece de una plataforma legislativa que los regule. El comercio internacional es un ámbito en constante cambio. Incesantemente aparecen nuevos actores que alteran, para bien o con efectos negativos, el escenario mundial. Se enfrentan países con “economías emergentes” con estados industrializados, luchando cada uno por optimizar y mejorar sus sectores más vulnerables. Muchas veces estos sectores coinciden, y en otras ocasiones sus intereses se encuentren totalmente enfrentados. Los países pobres corren el riesgo de agudizar sus necesidades básicas, si no se unen a la ola de industrialización que los países desarrollados proponen. Pero a pesar del futuro incierto de ciertos Estados, cabe destacar el ejemplo de China. Este Estado supo (a través de la aplicación de políticas a largo plazo) alcanzar uno de los primeros puestos a nivel mundial en lo que respecta a la exportación de mercaderías.

 El GATT/OMC (General Agreement on Tariffs and Trade (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio)/ Organización Mundial del Comercio)

 Organización Mundial del Comercio. “Informe sobre el Comercio Mundial 2013: Factores que determinan el futuro del comercio” Año 2013.  Constituyeron un avance importante en lo referente a las reglas de regulación y la liberalización del comercio mundial. La expansión de la internacionalización productiva ha otorgado un gran impulso al libre comercio frente al proteccionismo. Uno de los elementos de discusión ha sido el de los instrumentos que han posibilitado el avance de la liberalización comercial. La firma del GATT significo el establecimiento de un sistema cuyo objetivo ha sido desde sus inicios la liberalización comercial, así como el establecimiento de mecanismos que impidieran un retroceso en dicho proceso. El GATT/OMC ha establecido principios básicos, así como mecanismos de negociación multilaterales, que han sido cruciales en el avance hacia la liberalización comercial.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *