18 julio, 2024

Enfermedades Profesionales

Se llama Enfermedad Profesional, a aquella enfermedad adquirida en el puesto de trabajo de un trabajador por cuenta ajena. Esta misma está declarada como tal, por la ley. Por ejemplo la neumoconiosis, la alveolitis alérgica, la lumbalgia, el síndrome del túnel carpiano, entre otras. Se dice enfermedad profesional, además de tener su origen laboral, está incluida en una lista oficial publicada por el Ministerio de Trabajo y da derecho al cobro de las indemnizaciones correspondientes.

La prevención de estas enfermedades es la higiene industrial, la medicina del trabajo se refiere y se concentra en la curación y rehabilitación de los trabajadores afectados. Las enfermedades profesionales en conjunto con los accidentes de trabajo, se conocen como contingencias profesionales, frente a las comunes (enfermedad común y accidente no laboral).

Enfermedad laboral:

Elementos básicos que la diferencien de una enfermedad común:

Agente: Debe existir un agente causal en el ambiente, potencialmente lesivos para la salud, como por ejemplo: físicos, químicos, generadores de sobrecarga física para el trabajador expuesto.

Exposicion: Es demostrar que como consecuencia del contacto entre el trabajador y el agente, se posibilita la creación de un daño a la salud. Estos pueden ser:

Cualitativos: Consiste en establecer una lista de ocupaciones con riesgo de exposición y la declaración del afectado de estar desempeñando esa ocupación o haberlo hecho.

Cuantitativos: Se refiere a las concentraciones máximas permitidas para cada uno de los agentes incorporados a la lista. Este criterio es de suma importancia porque permite instrumentar programas de vigilancia, determinar niveles de tolerancia y ser precisos de los grupos de personas que deben ser objeto de este monitoreo. Los exámenes periódicos y las mediciones especificas del medio se incorporan como los medios para la prevención.

Enfermedad: Tiene que existir una enfermedad o un daño al organismo delimitados en sus aspectos clínicos, de laboratorio, de estudio por imágenes y terapéuticos.

Nexo por causalidad: Se debe demostrar con pruebas científicas (clínicas, experimentales) que existe un vínculo inexcusable entre la enfermedad y la presencia en el trabajo de los agentes.

No es necesario que la patología haya originado ya una incapacidad, el concepto actual es que el derecho a tutelar es la salud del trabajador y la ley 24557, apunta más a la prevención que al resarcimiento económico.

Inclusión en la lista oficial: La restricción en el número de enfermedades profesionales de aquellas que cumplen con algunas condiciones garantiza el otorgamiento de las prestaciones para los que aparecen en la lista, con lo que se reduce la incidencia y se facilita el manejo medico administrativo de los casos. De tal manera que las condiciones laborales y los agentes nocivos constituyen variables que se van modificando y evolucionan las circunstancias del mundo laboral, existe un comité consultivo que analiza si una enfermedad amerita o no su incorporación al listado.

Enfermedades osteomusculares

En el ámbito industrial, la principal fuente de enfermedades profesionales corresponde a la exposición de segmentos osteomusculares de los trabajadores a dolencias provenientes de actividades que requieren repetición, fuerza y posturas por periodos prolongados de tiempo. Un factor adicional, es la vibración que el manejo de algunas herramientas o maquinas pueden ocasionar a estos segmentos corporales.

Algunas enfermedades más frecuentes:

Fisiopatología de las lesiones osteomusculares de origen profesional

Los tejidos musculares necesitan de una oxigenación adecuada y de una perfusión tisular suficiente para lograr el metabolismo fisiológico de la función muscular.

En el caso de actividades de alta repetición, las masas musculares no alcanzan una relajación completa, por lo tanto el nivel de perfusión de las células musculares y los extremos tendinosos disminuye, dando lugar a un metabolismo anaerobio y a una acumulación de sustancias de desecho que ocasionan dolor en corto plazo y la disminución progresiva de la capacidad muscular, la prolongación de esta situación, comienza a causar inflamación de las estructuras afectadas.

Síndrome de la salida torácica

Es una compresión de los paquetes neurovasculares que provienen del cuello y del tórax por debajo de la clavícula hacia la axila. Es poco frecuente y tiene algunas causas como las costillas supernumerarias, síndrome de escalenos, síndrome del pectoral menor. Generalmente se origina en oficios en los que es necesario adoptar posiciones incomodas con el brazo sobre la cabeza por largos tiempos y se correlaciona con personas de cuello largo y hombros caídos.

Es necesario diferenciarlo de otras patologías como enfermedad del disco cervical o compresión del nervio cubital en el túnel cubital para lo que se puede realizar radiografía simple de columna cervical buscando costillas cervicales, etc.

Cáncer laboral

La mayoría de los canceres de adultos se deben a una combinación de factores originados por el tipo de vida y por la exposición ambiental. Mientras que solo un 20% corresponde a canceres originados por factores exógenos o medioambientales, como pueden ser el tabaco o la exposición a factores ambientales laborales.

Dos agentes preocupantes son la exposición a la radiación solar y la exposición a lámparas de bronceado, ambos emisores de rayos ultravioletas, productores de células malignas en la piel.

Fases

Este proceso consta de tres fases:

-Fase de iniciación: Se produce una mutación en el ADN debido a la interacción con un agente cancerígeno.

Fase de promoción: Es un desarrollo tumoral debido a la estimulación del desarrollo de la célula alterada, a causa de la exposición a factores ambientales.

Fase de progresión: Es el desarrollo del tumor maligno, diseminado por metástasis, se extiende desde la primera exposición hasta la primera manifestación del tumor.

Ejemplos:

Cáncer de pulmón por amianto: trabajadores de la construcción, demolición, textiles, pintores de minas, etc.

Cáncer de pulmón por hulla, coque, etc.: trabajadores de hornos de coque, deshollinadores, etc

Cáncer de pulmón por arcenico: trabajadores de curtido de pieles, plaguicidas, fundiciones de cobre, etc.

0 comentarios en «Enfermedades Profesionales»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *