24 abril, 2024

Buenos Aires cuenta con una gran cantidad de bares y opciones para recibir a sus turistas. Además de todas las ofertas de turismo que uno puede recibir a llegar a Buenos Aires, esta ciudad tiene una enorme variedad de sitios para degustar buenas comidas típicas y también la realización de catas de vinos de nuestra región. Cuando uno viaja a Argentina tiene como desafío encontrarse con nuestros típicos manjares, es por eso que los turistas se debaten entre bife de chorizo o empanada de carne, piensan si van a probar el mate o si van a cenar con un buen malbec.

El barrio de Palermo se ha transformado en el polo gastronómico más activo de la Ciudad de Buenos Aires. Una extensa parte del barrio recibe el nombre de Palermo Hollywood como consecuencia de  «la llegada al barrio, a principios del actual siglo, de productoras y canales de televisión con sus respectivas pos productoras». Junto con el desembarco de las primeras empresas artísticas también comenzó a gestarse un nuevo fenómeno, el gastronómico.

En Palermo Hollywood se encuentra Experiencia Argentina, un lugar en donde el visitante interactúa con nuestras comidas en primera persona. Se lo invita a preparar, por ejemplo, empanadas. Mientras realiza esta actividad se lo invita a degustar platos típicos como provoleta, bife de chorizo acompañado por chimichurri casero. También se ofrece un buen malbec o algún coctel. El lugar se encuentra completamente ambientado para generar una sensación de bienestar y confort ideal para disfrutar de una experiencia única que seguramente quedará en el recuerdo de quienes se atrevieron a vivir este momento. Antes de retirarse del lugar, el turista se arma sus propios alfajores que consisten en dos galletitas unidas por dulce de leche y cubiertas de chocolate fundido.

Otro lugar preparado para vivir este tipo de experiencias es la Bodega Del Fin del Mundo, ubicada en el corazón de Palermo que «se ha convertido en un ámbito de encuentro, un sitio ideal para realizar catas de vinos, cursos, talleres, eventos corporativos, culturales y sociales, o disfrutar de un momento apacible, acompañado por vinos mundialmente premiados».

Aquí los visitantes son recibidos en un ambiente de máxima cordialidad acompañados por buena música y de excelentes manjares preparados personalmente por el chef Pablo Buzzo, referente de la cocina patagónica. «De su cocina, destacan particularmente el lomo de ciervo neuquino, manzanas ahumadas y panceta con reducción de malbec y el carré de jabalí, mollejas y puré de papas con ajos asados y membrillos».

Una última sugerencia para quien se sienta atraído por nuestra gastronomía es visitar «El Inmigrante», un lugar que mantiene la estructura de una casa de 100 años y donde funciona este local cálidamente preparado para recibir tanto a comensales locales como a turistas. Esta casa cuenta «con varios espacios distintos con mesas altas y bajas, además de una mesa comunitaria, un jardín de invierno con huerta y una barra». En cuanto a los platos que podrá degustar en este lugar, encontrará «comida autóctona  como el matambre, churrasco y pescados, acompañados de los mejores postres y cocteles».

Referencias

http://www.bbc.com/travel/story/20130320-hands-on-dining-in-buenos-aires

https://turismo.buenosaires.gob.ar/es/article/polos-gastronómicos

https://buenos-aires.restorando.com.ar/restaurante/experiencia-del-fin-del-mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *