23 junio, 2024

Monsanto Company es una multinacional estadounidense cotizada en bolsa
productora de agroquímicos y biotecnología destinados a la
agricultura,fundada en 1901 por John Francis Queeny.
Es producto y líder mundial en ingeniería genética de semillas y en la
producción de herbicidas, el más famoso de ellos es el glifosato. Su lema es
«cubrir las necesidades actuales y preservar el planeta para el futuro», pero los
resultados de su actividad son motivo para dudar de esta afirmación. Es una de las compañías más odiadas del mundo debido a las numerosas denuncias sobre los perjuicios para la salud y las consecuencias negativas para el medio ambiente que conlleva la modificación genética de los alimentos.

Hoy en día el nombre de Monsanto se asocia principalmente con los organismos modificados genéticamente (OMG), pero en sus 113 años de existencia, la empresa ha trabajado en esferas muy diferentes, produciendo desde plástico hasta el agente naranja. Los efectos de este trabajo siguen sintiéndose en todo el mundo y en algunos casos la ciencia ya ha demostrado que tienen consecuencias extremadamente dañinas en el medio ambiente y la salud humana.
Los efectos de los productos de Monsanto siguen sintiéndose en todo el
mundo y en algunos casos la ciencia ya probó que tienen consecuencias
extremadamente dañinas para el medio ambiente y para la salud humana.
• La sacarina a principios de los 70 varios estudios, incluido un
estudio del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., revelaron que la
sacarina provoca cáncer en ratas y otros mamíferos.
• CB (bifenilos policlorados) Medio siglo después, la Agencia de
Protección del Medio Ambiente de EE.UU. presentó pruebas de que los
PCB producen cáncer tanto en animales, como en los humano.Según
investigaciones realizadas en EE.UU. en 2011, este químico sigue
apareciendo en la sangre de las mujeres embarazadas, mientras que
otros estudios deducen un vínculo entre PCB y autismo.
• El poliestireno sintético en los 80 la Agencia de Protección del
Medio Ambiente de EE.UU. lo situó como el quinto producto químico cuya
producción genera los residuos más peligrosos, pero se sigue
produciendo.
• DDT (Dicloro Difenil Tricloroetano) destinado a combatir los
mosquitos transmisores de la malaria. Fue utilizado con intensidad
como insecticida en agricultura. A pesar de décadas de propaganda por
parte de Monsanto, que insistió en que el DDT era seguro, finalmente
sus efectos carcinógenos fueron confirmados y en 1972 el DDT fue
prohibido en todo el territorio de EE.UU. Hoy en día se sabe que causa
infertilidad y fallos en el desarrollo de los embriones.
• Hormona de crecimiento bovino es una hormona modificada
genéticamente por Monsanto que se inyecta en las vacas lecheras para
aumentar la producción de leche. Según varias investigaciones, sobre
todo europeas, existe un vínculo entre la leche rBGH y el cáncer de
mama, cáncer de colon y cáncer de próstata en seres humanos. Se
destaca que el producto causa los efectos más graves en los niños por
dos simples razones: toman más leche que los adultos y tienen menor
masa corporal que puede procesar los contaminantes de la leche. La
hormona está prohibida en Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón,
Israel, la UE y Argentina.
• Fertilizantes a partir de petróleo el problema es que esterilizan
la tierra, ya que matan también a los microorganismos beneficiosos del
suelo.
• Doixina en 1945 Monsanto empezó a promover el uso de los pesticidas
químicos en agricultura y fabricó el herbicida 2,4,5-T, uno de los
precursores del agente naranja que contiene dioxina. Las dioxinas se
acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo
de los animales. Tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas
de reproducción y desarrollo, afectar al sistema inmunitario,
interferir en las hormonas y, de ese modo, causar cáncer.
Respecto a los daños para la salud causados por consecuencia de los
alimentos transgénicos, varios estudios realizados por expertos
asocian las dietas basadas en OMG a tumores, fallos de los órganos,
lesiones gástricas, daños hepáticos y renales, reacciones alérgicas
severas e incluso la muerte prematura. Un claro ejemplo del impacto de
la actividad de Monsanto sobre los productores es la oleada de
suicidios de agricultores en la India, país donde Monsanto controla el
95% de las semillas de algodón.Las consecuencias que tienen los
productos de Monsanto sobre la naturaleza no dejan de preocupar a los
ecologistas y activistas medioambientales.
Como consecuencia de todo lo nombrado anteriormente Monsanto es
rechazado por países enteros al encontrarse con una gran resistencia
entre la población en Europa, Monsanto anunció en 2013 su retirada del
mercado europeo, a excepción de tres países: España, Portugal y la
República Checa. Pero sin embargo después de los efecto y
consecuencias dañinos para los humanos,animales y medio ambiente hay
países que siguen consumiendo sus productos.
También mienten en nuestro pais: «Monsanto es una compañía agrícola.
Aplicamos innovación y tecnología a fin de que los productores de todo
el mundo aumenten su producción, eficientizando el uso de los recursos
clave necesarios. Ayudamos a los agricultores a aumentar sus
rendimientos de manera sustentable, de modo que puedan ser exitosos,
alimentos sanos y más fibras, reduciendo al mismo tiempo, el impacto
de la agricultura en el medio ambiente».
En conclusión, en gran parte permitimos que Monsanto siga «matando» y hasta lo alentamos al comprar sus productos en vez de apoyar a productores locales y orgánicos. El problema con Monsanto es que es difícil detectar sus cultivos, no vemos en el supermercado tomates o manzanas que dicen Monsanto. Para evitar comer sus productos (o los de las otras multinacionales como Cargill, Halliburton, Bechtel, o De Beers) hay que enfocarnos en consumir sólo productos orgánicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *