18 mayo, 2024

Una estadística que estremece

Hay enfermedades profesionales que son patología establecida que es producto del o por el trabajo a corto, mediano o largo plazo. La cual por lo general puede ser evitada por medio de la implementación de medidas preventivas y planes especiales de actividades en cuanto a la exposición del empleado. Existen, además, Actos inseguros que se relacionan a la omisión de reglas establecidas. Como también condiciones inseguras que se refieren a las instalaciones, equipos de trabajo, maquinaria y herramientas que NO están en condiciones de ser usados y de realizar el trabajo para el cual fueron diseñadas o creadas y que ponen en riesgo de sufrir un accidente a la o las personas que las ocupan.

Algunos factores que llevan a que se produzcan estos accidentes son:

El factor personal de inseguridad que se relaciona al trabajo realizado con inseguridad producto del temor, nerviosismo o desconocimiento. El otro es por exceso de confianza que es cuando el trabajador llega a la cotidianidad de su trabajo y omite sin darse cuenta algún paso dentro de sus actividades.

La parte del cuerpo con mayor probabilidad de riesgo son las extremidades superiores. Estadísticamente, los accidentes con mayor porcentaje los sufren las manos. Éstas son una de las partes del cuerpo más expuestas en todo tipo de trabajo. El uso de herramientas, la manipulación de las mismas y las diversas destrezas que implican la mayor parte de las tareas laborales las exponen de forma permanente.

En todo tipo de actividades cuentan con especial protagonismo, desde redactar un documento hasta realizar tareas de operación de máquinas y manipulación de herramientas.

De todo el cuerpo es la parte más comprometida que podemos observar,  es la herramienta fundamental y natural que tenemos. Con ella realizamos la gran mayoría de tareas.

Podemos visualizar claramente, en el siguiente gráfico, que la mayor proporción de daños afectaron a las manos de forma dimensional en relación al resto de las partes del cuerpo.

En conclusión, como técnico en seguridad, es fundamental transmitir el conocimiento de  la aplicación de las medidas de seguridad a los operarios que tendrán una relación directa con los datos generados por las estadísticas de investigación de accidentes. Inculcando el tesoro que poseen en sus manos y que, sin estos, su realidad sería muy diferente.

Para meditar: ¡Qué dramático resultaría encontrarse un día con el siguiente aviso en el periódico!

IMPORTANTE TRABAJADOR NECESITA PARA REPOSICIÓN

¡Manos de primera!

Requisitos:

Se necesitan un par de manos intactas, firmes y elásticas, que puedan vestir, desvestir, lavar afeitar, peinar y alimentar. Que puedan escribir, que se desempeñen trabajos manuales de todo tipo, que operen herramientas manuales, sensibles al calor y al frio, a superficies suaves y duras, que sepan afirmar y proteger a su dueño de cualquier peligro y que le permitan abrazar a sus hijos y esposa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *