20 junio, 2024

La escritura dirían que nació en la antigua Mesopotamia, en el seno de la cultura sumeria tres o cuatro mil años antes de Cristo.
Por definición, la historia comienza con los registros escritos, sin la escritura los restos de la cultura humana constituyen la prehistoria.
Nació por la necesidad de llevar un registro de cuántas mercancías entraban y salían de almacenes y graneros de los templos que se administraban en el nombre divino. Esas primeras manifestaciones se denominan Cuneiformes en alusión al aspecto de cuña, grabados con punzón sobre tablillas de arcilla, luego se extendió a Egipto, donde adoptó la forma de Jeroglíficos en su origen también pictogramas o dibujos (seres y objetos). El hombre primitivo recurrió a signos de expresión – pinturas rupestres-.
El hombre inventó la escritura por necesidad económica, espiritual y para comunicarse.
La diferencia entre historia y prehistoria es que la primera es definida por la presencia de fuentes escritas autóctonas “ solamente la presencia de textos coherentes marca la historicidad”.
Existen tres grandes sistemas de escritura: sintética, que expresa ideas o frases y no tiene posibilidades de combinación, conocidas como pre-escritura; analítica, que representa una palabra y admite posibilidades de combinación; y fonética que representan sonidos de una palabra y permite una reducción de signos.
El primer escrito es anterior al tres mil antes de Cristo, se atribuye a Mesopotamia en la actual Asia, años después le siguió la cultura egipcia. Mil años después se hace el poema épico sumerio Gilhamesh sobre tablas de arcilla, más tarde otras civilizaciones influirán sobre la escritura. Cerca del 800 a.C. la cultura griega fue muy importante, ya que introdujo la escritura alfabética con algunas variaciones, su alfabeto contaba de veinticuatro letras. Realizaron muchas obras escritas, entre las más destacadas la Ilíada de Homero. Podríamos decir que los griegos fueron los primeros en dedicarse por completo al arte de la escritura.
En el año 105 d.C. los chinos realizan una nueva invención para la escritura, el papel, un material muy preciado en aquellos tiempos, fabricado con pulpas de fibras, el primero en hacerlo fue un sirviente de la Corte Imperial del Emperador de China. Durante varios siglos los chinos guardaron el secreto de la fabricación del papel, hasta que en el siglo VII se introdujo en Japón y el siglo siguiente en toda Asia, luego llegó a Europa a través de los árabes, y en el 1150 se crea la primera fábrica de papel.
En China dan otro importante paso, creando la primera impresión de un libro con bloques de madera “Diamante Sutra”, se considera la primera impresión de la humanidad.
En 1450 Johann Gutemberg crea la imprenta, esto estimuló la fabricación del papel y abarató la impresión de libros. En 1873 se inventa la máquina de escribir por la compañía Remington, ya en el siglo XX, en la década del 70 hubo un acontecimiento que cambió el mundo, la creación del ordenador o computadora.
También existe un sistema de representación de letras, signos de puntuación que permite leer y escribir para personas invidentes basado en puntos con relieve grabados en papel a mano o a máquina, el sistema lo elaboró un inventor francés invidente, Louis Braille.
La escritura ha usado dos principios, el idiográfico que representaba objetos, animales, personas y/o lugares. Y el fonético que corresponde a sonidos o secuencias de éstos.
La función de la escritura sirvió para la confección de documentos técnicos e históricos, religiosos, inventarios de productos, textos médicos y literarios, etc. Es un sistema de representación gráfica de una lengua por medio de signos dibujados o grabados sobre un soporte plano, permite registrar el lenguaje con precisión y como dijimos evolucionó a través del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *