28 mayo, 2024

En la actualidad, en el mundo laboral de la administración de personal, la competencia no sólo es entre las personas por obtener los mejores puestos de trabajo, sino también entre las empresas por atraer y retener al mejor empleado.

La industria de la hospitalidad actualmente exhibe altas tasas de rotación del personal, que hace que la industria hotelera pierda millones de dolares por año a nivel mundial. Se espera que el personal del hotel, el cual es el combustible de la industria, ofrezca constantemente un servicio impecable, amable y acogedor.

Es por esto que es muy importante motivar al personal y que esté satisfecho dentro de la empresa, así se evitará la rotación y y se tendrá a los mejores empleados desempeñando de forma eficaz sus tareas.

Una de las formas más efectivas de motivación dentro de una empresa es la creación de un ambiente libre, donde la comunicación fluya, esto se puede lograr, por ejemplo, estableciendo reuniones periódicas con el personal en las cuales se compartan problemas, experiencias y conocimientos de manera que se logre un crecimiento personal, profesional y empresarial. Dentro de este esquema de comunicación y participación directa, puede ser muy importante incentivar al personal a que participe en la toma de decisiones relacionadas con su trabajo y sus áreas, que el personal se sienta escuchado y que se tengan en cuenta sus opiniones y decisiones.

Dentro de la empresa se pueden crear programas de rotación laboral del puesto de trabajo para que todos los empleados se familiaricen con otra áreas de la empresa, fomentando el desarrollo profesional y personal.

Es muy importante, como estrategia de motivación, los incentivos salariales, valorar el trabajo del empleado con un salario acorde a sus funciones. Es fundamental que el empleado se sienta a gusto en la empresa, pero que la misma también le deje su espacio para progresar en su vida personal, es por esto que hay que respetar las jornadas laborales, pagar las horas extra y ofrecer días libres.

Por otro lado, es imprescindible establecer objetivos de crecimiento para los empleados dentro de la empresa, ya que a la persona le motiva conocer y evaluar su curva de crecimiento dentro de la organización. También se puede motivar al empleado ofreciendo bonos o premios cuando cumplen los objetivos establecidos, esto los incentivará a cumplir los objetivos logrando una mayor productividad de la empresa.

Un punto muy importante de la motivación es la capacitación del personal, el empleado debe tener las herramientas para responder y manejar las presiones del día a día. Dado que la industria de la hospitalidad funciona en interacción persona a persona, se debe exigir a toda persona que sea cortés y educado en todos los puntos del trabajo. Se pueden llevar a cabo sesiones de orientación regulares, cursos de entrenamiento y reuniones informales para evaluar y motivar al personal del hotel.

No hay mejor motivador que saber cuánto estás siendo valorado dentro de una organización. Dar a tu personal el impulso necesario para un mejor desempeño, y ganar su confianza y lealtad es una parte fundamental de la gestión de la empresa. Como parte de la administración, se puede aliviar las tareas del día a día mediante la aplicación de determinadas herramientas de gestión hotelera?y recomendar las mejores prácticas en la industria. De las operaciones de recepción hasta el departamento de limpieza, todos los empleados del hotel deben sentirse motivados para estar en estado de alerta las 24 horas del día y aún así mantener una sonrisa en su rostro. Hay que asegurarse que las políticas de trabajo del hotel den a los empleados crecimiento, éxito y satisfacción en sus respectivos puestos de trabajo.

Las empresas deben ser conscientes de los beneficios que les pueda traer la aplicación de la motivación del personal. La motivación es un elemento fundamental en la satisfacción del trabajador, ya que lo conlleva a una estabilidad laboral, beneficiando a la empresa en la disminución de costos y tiempo de reclutamiento y selección de personal, provocando a la vez mayor productividad, aumentando los ingresos al utilizar los recursos de una mejor manera y reducir tiempos improductivos y generando una buena imagen hacia el exterior por los buenos resultados. Estas motivaciones forman parte esencial para que la organización funcione correctamente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *