16 junio, 2024

 

El termino exportar es un proceso mediante el cual las empresas realizan esta operación para poder enviar sus productos al exterior y deben saber que existen varios requisitos para llevar acabo la exportación del producto. Por lo que haré un breve desarrollo de lo que se lleva en cuenta y un factor importante también, el de derecho de exportación que se cobra a la empresa exportadora para enviarlo al exterior.

Definiré exportación, que es aquella operación, en el ámbito de la economía,  sobre bienes o servicios enviados o vendidos a un país extranjero con fines comerciales. Este sistema consiste en el tráfico de bienes o servicios que son dirigidos de un país hacia el otro, para su venta o consumo. Este proceso implica además numerosos fenómenos fiscales atentos que cualquier producto enviado más allá de la frontera de un país está sometido a diversas legislaciones.

Es por ello que exportar una mercadería requiere de muchos aspectos relevantes y es importante identificar y conocer los componentes de la estructura del valor en aduana que administra el AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) a traves de la DGA (Dirección General de Aduanas).

Para llegar al valor de la aduana se tiene en cuenta la mercadería que se va a exportar y el costo de producción y los distintos ajustes a incluir y deducir.

Empecemos por el costo de producción que va a determinar el precio del producto, esos gastos son la mano de obra, la materia prima, gastos de instalación, etc. A partir de calcular estas variantes ya se tiene el costo de producción.

Luego sigue otro paso, se deberá tener en cuenta como enviar estos productos desde la fábrica al exterior. Y es por ello que hay otros gastos que se calculara para realizar la exportación. Esos gastos son administrativos, comerciales y financieros.

Existen ajustes a incluir para determinar el valor imponible: los gastos de transporte y de seguro hasta el puerto, aeropuerto o lugar convenido, las comisiones, los corretajes, gastos por documentación de exportación (despacho, ATA), tributos exigibles dentro del territorio aduanero, costos de envases y embalajes, gastos de carga pero no la de estiba, descuentos retroactivos por anticipado, por cantidad, cánones y derechos de licencias, derecho de patente, reversiones, ajustes por incidencia de vinculación.

Existen también ajustes a deducir para llegar al valor imponible que se tienen en cuenta: intereses por cobro diferido, descuentos bonificados no aplicados, derechos de reproducción, gastos por servicios prestados posteriores al lugar indicado (importación), asistencia técnica, montaje de la máquina, gasto de armado, comisiones de compra.

La exportación requiere del valor FOB total más la comisión, para el valor imponible se tiene que calcular el valor FOB mas ajustes a incluir menos ajustes a deducir menos insumos temporales ahí tendremos el valor imponible.

Sobre el valor imponible se cobra un impuesto que es el derecho de exportación que es ad valorem, y que es aquel cuyo importe se obtiene mediante la aplicación de un porcentual sobre el valor imponible de la mercadería (valor en aduana), o sobre los precios oficiales FOB. Los derechos de exportación pertenecen a la categoría de los llamados tributos al comercio exterior y junto con los tributos interiores que detectan como hecho imponible de las operaciones de exportación o importación que son recaudados por Dirección General de Aduanas, es por ello que el derecho de exportación grava la exportación para consumo, es decir aquella cuya mercadería que se extrae del territorio aduanero por tiempo indeterminado.

Sobre el valor imponible se multiplica por un coeficiente para así determinar el valor en aduana. Por ejemplo: coeficiente: 100/(100 más derechos). Así se determinara el derecho de exportación para calcular en la aduana y determinar el valor.

Es conclusión es importante resaltar que el costo total de unas exportación depende de muchas variables, de las cuales algunas son controladas o previsibles por el importador/exportador. Es por ello que valorar correctamente, desde el punto de vista del despachante,  es importante para evitar inconvenientes frente al cliente y la aduana. Ya que se determina la base sobre la cual deben aplicarse los derechos de exportación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *