14 julio, 2024

Cada vez más empresas entienden que la organización de eventos es un elemento clave para la estrategia de marketing y comunicación. El participar, patrocinar o realizar eventos ayudará a nuestra empresa a tener mayor visibilidad y notoriedad de marca, generar leads, ofrecer experiencias, transmitir los valores de la marca y hacer networking. Por este motivo, es conveniente definir una buena estrategia de marketing y comunicación online para difundir y promocionar dicho evento. La base tanto para diseñar como para crear la estrategia de marketing es definir el objetivo que queremos conseguir.

Para que nuestro evento tenga éxito, será necesario que nuestro público objetivo se entere, asista y actúe, antes, durante y después. Debemos transmitir el enfoque con rapidez y aportando valor. Es importante tratar a nuestros clientes cómo invitados y que se sientan especiales. Hoy en día, gracias a internet tenemos muchas maneras de hacerlo y capacidad para medir su eficacia. La cercanía, personalización e inmediatez que ofrecen estas herramientas son claves a la hora de poner en marcha una buena estrategia de marketing online.

Las redes sociales nos ofrecen múltiples posibilidades de comunicarlo de forma que generemos expectativas, experiencias únicas y atractivas en las que participar. Conectando con nuestro público, captando su atención, consiguiendo su interacción e implicación emocional con la marca o servicio. Lo ideal es empezar a realizar estas acciones tres meses antes del evento. Se debe definir: el target, la estrategia a utilizar, la imagen del evento (logotipo y nombre) y tener medios offline de contacto.

Una vez definidos, podrán empezar a utilizar las redes. Es importante ser constante en las publicaciones para crear un gran espacio de difusión e interacción con los posibles asistentes. Una opción es crear una web específica del evento donde esté todo el contenido. En este espacio será la fuente principal de información y todo lo que se publique en las redes sociales se debe dirigir a este sitio.

Otra herramienta es Twitter, con los #hashtags a utilizar durante la campaña del evento que nos ayude a promocionarlo y realizar un seguimiento del grado de viralización de los mensajes. Facebook también es una red muy visual. Podemos subir imágenes de patrocinio del evento. Pueden crearse banners publicitarios o hasta crear un anuncio en YouTube. Si el vídeo ofrece contenidos sorprendentes serán los propios usuarios los que se encarguen de promover su visibilidad convirtiéndolo en una acción viral. El objetivo debe ser siempre crear expectativas e incitar a los usuarios a que confirmen su asistencia.

Luego del evento realizado, debes actuar rápido para fidelizar y captar al público objetivo. Redacta un artículo en la web o un blog que resuma lo ocurrido, agradeciendo la participación de los asistentes y colaboradores, recordándolo con imágenes y vídeos y dando datos relevantes del éxito obtenido y analizando las estrategias realizadas.

En fin, son algunas de las estrategias más utilizadas para un evento. Y en definitiva, hacer una buena estrategia digital que genere engagement antes, durante y después del evento hará mejorar el alcance, mensaje y difusión. Y pueden ser sorprendentes los resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *