Isla Accesible Un Día Al Año

    0
    641

    La isla Eynhallow está ubicada en Escocia, tiene 75 hectáreas, es parte del archipiélago Orkney, y su particularidad es que es una isla deshabitada y abandonada desde 1851 y es inaccesible durante 364 días del año. Su nombre proviene del nórdico antiguo «Eyin Helha», que significa «Isla Sagrada».

    En la actualidad, forma parte de la tradición y folklore de Orkney. Su naturaleza asombrosa, los vestigios medievales y las misteriosas historias que oculta, la hace irresistible para aquellos turistas que se atrevan a visitarla.

    A pesar de ser inaccesible casi todos los días del año, no tiene difícil acceso, es decir, está a sólo 500 metros de la Isla Principal, pero la única manera de llegar es por una excursión organizada por la «Orkney Heritage Society», fundada por un grupo de arqueólogos, que se realiza durante el verano, ya que no existe ningún ferri o transbordador que se dirija a la isla. Y para aquellos que tengan su propio barco o bote, no es recomendable que realicen un viaje hacia la isla, ya que la marea es muy brusca y peligrosa de ambos lados de la isla.

    Según los mitos que existen sobre esta isla, se dice que era el hogar durante el verano de unas misteriosas y mágicas criaturas llamadas «fin folk», las cuales son una especie de sirena, gente de mar, las cuales pueden cambiar de forma, y eran más bien conocidos por secuestrar a humanos para casarse con ellos.

    Esto fue hasta que fueron desterrados por un hombre al que se le conoce como » The Goodman of Thorodale», un agricultor, que vivía con su esposa, hasta que ella fue secuestrada por uno de los «fin folk» para hacerla su esposa. Para recuperarla, pidió ayuda a sus hijos, y juntos marcharon hacia Eynhallow, donde confrontaron al «hombre fin» que se había llevado a su esposa. Se dice que la isla estaba protegida por magia, y Thorodale tuvo que luchar contra ella para finalmente derrotar al «hombre fin» y rescatar a su esposa.

    Luego de este suceso, Thorodale esparció nueve círculos de sal alrededor de la isla para librarla de magia y procurar que los «fin folk» nunca regresaran a ella. Posteriormente, en el siglo XII, se construyó una iglesia en la isla, por lo cual luego se la comenzó a llamar «Holy Island» o «Isla Sagrada».

    En 1990, una pareja de turistas desapareció durante un paseo en la isla, y nunca fueron encontrados a pesar de la intensa búsqueda que se realizó. Muchos supersticiosos le adjudican esta desaparición a los «fin folk».

    En la actualidad, la iglesia es la principal atracción de la isla, que hasta el siglo XIX formaba parte de un monasterio que servía a una pequeña comunidad, hasta que una devastadora enfermedad arrasó con casi toda la comunidad, dejando solamente a cuatro familias en pié. Como no sabían cómo enfrentar esta epidemia, decidieron abandonar sus hogares, alejarse lo más posible de la isla y no volver nunca más.

    Al escaparse de la isla, el propietario de las tierras decidió que la mejor opción era quitar los techos de todas las viviendas, incluyendo la iglesia, para asegurarse que nadie pudiera utilizar las construcciones abandonadas y para poder desinfectar las tierras. Desde entonces la isla nunca volvió a ser habitada y se ha quedado en el tiempo, es ahora hogar de diferentes aves que pescan en las violentas aguas.

    Fuentes

    http://www.bbc.com/travel/story/20170721-why-you-ceynhallow-which-you-can-visit-one-day-a-year

    https://intriper.com/esta-isla-encantada-se-puede-visitar-solo-un-dia-al-ano/

    http://www.orkneyjar.com/history/eynhallow/index.html

    https://www.lovescottishislands.com/orkney/eynhallow/

    http://www.britainexpress.com/attractions.htm?attraction=1060