22 mayo, 2024

Las nuevas tecnologías han revolucionado el sector del turismo. Sin despreciar el canal presencial, cada vez más los clientes optan por reservar sus viajes a través del ordenador en lugar de ir a la agencia de viajes. Por ese motivo, las ventas registradas por las agencias de viaje online en la Unión Europea han ascendido hasta los 240.000 millones de euros. De hecho, la República Escandinava está a la cabeza de Europa dado que el 80% de las personas realiza sus reservas de viajes online. En España el porcentaje es inferior, un 42%, pero la tendencia es ascendente.

En esta adaptación del sector del turismo a las nuevas tecnologías, permite gestionar con facilidad toda la variedad de productos que ofrecen las agencias a sus clientes como alojamientos, transfers, seguros, excursiones, servicios, charter, vuelo regular, cruceros, etc. Además, permite la gestión de todos los procesos de la comercialización del producto turístico, desde la contratación hasta la facturación, pasando por la gestión de reservas.

Las nuevas tecnologías también han permitido un significativo ahorro de costes así como mejorar el número de ventas gracias a que se ha facilitado el acceso a los clientes. Es verdad que el impacto que han tenido en el sector del turismo también ha supuesto algún aspecto negativo. Por ejemplo, el cierre de agencias físicas, que en 2012 estuvieron cerca de 400. Pero a través de las nuevas tecnologías multiplicando de esta forma los canales de venta, maximizando la venta online y reduciendo costes.

Internet como fuente de inspiración

Internet es la mayor fuente de información para inspirarse, buscar y planificar las vacaciones, tanto en viajes de ocio como en viajes de negocio. Los blogs y las redes sociales hacen hoy en día la función que en su día hacían los ya casi inexistentes catálogos de destinos. La facilidad de acceso a las distintas fuentes de información permite a los usuarios ser más exigentes. Pasan menos tiempo realizando búsquedas pero utilizan más fuentes de información. El 75% de los viajeros reserva sus vacaciones a través de canales online, independientemente de sus conocimientos digitalesSin embargo, todavía existe un 26% de la población que consulta las agencias tradicionales. En la mayoría de los casos, para complementar su búsqueda en Internet.  El reto de las agencias de viajes es apostar por la innovación y la multicanalidad para aprovechar ese tráfico a las agencias físicas. A través de ambos canales, los viajeros encuentran destinos, consejos, ofertas y la posibilidad de planificar de forma integral sus vacaciones. Pero los principales motivos por los que el consumidor acude al canal online para reservar sus vacaciones son el precio y la facilidad en la reserva. Para quienes buscan diversión y entretenimiento, descubrir nuevos destino o ir de aventura, las redes sociales son la fuente de información más recurrente para inspirarse o buscar opiniones de otros usuarios.

Las webs superan a las tiendas físicas como fuente de información Webrooming

El webrooming, la tendencia basada en buscar productos a través de Internet y comprar offline, es cada vez más común. Las webs superan a las tiendas físicas como fuente de información. Los consumidores están cada vez más informados.

Demandan activamente contenidos que les ayuden a conocer a fondo los destinos y las actividades que ofrecen, antes de realizar la reserva de las vacaciones. Sin embargo, las fuentes de información offline siguen desempeñando todavía un papel destacado a la hora de planificar el viaje. El 70% de los viajeros utiliza folletos, guías y otras fuentes (películas, recomendaciones de amigos, etc.) para planificar y más tarde reservar sus vacaciones online. El “consumer travel journey” es cada vez más complejo, donde la información cobra un papel protagonista.

Comportamiento online en las vacaciones

El periodo vacacional  es uno de los momentos con mayor flujo de personas fuera de sus hogares  y para conectarse a Internet la mayoría depende de las conexiones Wi-Fi que facilitan los alojamientos. Este servicio se convierte en un factor discriminatorio para muchos viajeros a la hora de decidir dónde alojarse. La mitad de los viajeros que se conectan a Internet en el extranjero usan sus smartphones para subir fotos o videos en las redes sociales, mientras que un tercio lo usa para aplicaciones como mapas 44%, posteo de fotos 32% y comunicación instantánea con un 27%. Debido a la necesidad de inmediatez, un 39% de los viajeros prefiere compartir sus fotos a tiempo real, aunque suponga un aumento del consumo de datos, mientras que un 33% lo hace a su vuelta a casa.

La Red como fuente de confianza

Muchos viajeros confían en múltiples fuentes de información para investigar sobre su viaje, aunque buscan una experiencia simplificada y un proceso sin interrupciones. El viajero busca comparar diferentes precios y tipos de vacaciones antes de reservar para tener más tiempo para pensar cuál de todas las opciones es la mejor. Después de haber investigado y buscado por cuenta propia, el usuario explora en diferentes fuentes de información: preguntando a amigos y familiares, en agencias de viajes tradicionales y online, Web de viajes y de destinos vacacionales y en fotos y comentarios (online y de amigos).

Conclusión

Las nuevas tecnologías impactan directamente en el sector Turístico tanto en la parte comercial como también en la parte personal ya que agiliza y reduce los tiempos y los costos  de manera positiva ya que no hace falta trasladarse hacia una agencia de viajes para acceder a la información o bien comprar online el producto elegido

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *