25 mayo, 2024

Noticia:

El Pentágono o la CIA obligaron durante años a algunos médicos a ignorar sus normas éticas para obtener bajo tortura información de sospechosos de terrorismo y, en la actualidad, para forzar el fin de huelgas de hambre en Guantánamo, según denuncia un informe de un instituto médico estadounidense.
Las conclusiones de un grupo de trabajo detallan que, desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 hasta 2005, la administración del presidente George W. Bush pidió a personal médico militar que diseñara y participara en «tratos crueles, inhumanos, degradantes y tortura a detenidos». «Las actividades del personal médico en la CIA y las Fuerzas Armadas fueron resultado de políticas diseñadas contra todo requisito ético de la profesión, con el objetivo de emplear a esos doctores en interrogatorios avanzados», añade el informe. El documento detalla cómo los estándares de interrogatorio del Buró Federal de Investigaciones (FBI) fueron desechados tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 y «las más altas instancias del Gobierno» determinaron que los detenidos en la guerra contra Al Qaeda y el terrorismo islámico no estaban protegidos por la Convención de Ginebra. «En contra de los estándares éticos aplicables a la práctica forense, se limitó el deber profesional de no causar daño», pese a que, asegura el informe, el código ético de los médicos está por encima de las consideraciones legales del momento.

Lo ético versus lo legal

El Departamento de Defensa y la CIA reemplazaron las obligaciones éticas de los médicos por obligaciones legales, diseñadas para operar en cárceles clandestinas de la agencia de inteligencia o en centros de detención en Afganistán o Irak. Aún se mantienen normas para la práctica médica que contravienen la ética de la profesión.

En las cárceles secretas de la CIA los doctores fueron designados como «oficiales de seguridad» para evitar simplemente los daños excesivos a los detenidos durante los interrogatorios. Pese a que las conclusiones recuerdan que la CIA ya no puede mantener a nadie en cautiverio y desde 2005 no se utilizan técnicas de interrogatorio como el ahogamiento simulado, la privación de sueño o las posturas de estrés, el documento indica que aún se mantienen normas para la práctica médica que contravienen la ética de la profesión. En este sentido, el informe, elaborado por 19 doctores de diversos hospitales de Estados Unidos y apoyados por el Instituto de la Profesión Médica, señala las técnicas utilizadas en la Base Naval de Guantánamo para evitar la extensión de huelgas de hambre, como la alimentación forzada.
¿Qué es la Ética Profesional?

La ética profesional es la encargada de ir marcando las pautas éticas del desarrollo laboral mediante valores universales que posee cada ser humano. Aunque ésta se centre en estos valores, se especifica más en el uso de ellos dentro de un entorno plenamente laboral.

Básicamente, la ética laboral es fundamental en cualquier persona que desee trabajar, ya que ésta implica la práctica de valores como la responsabilidad, puntualidad, estudio, constancia, carácter, concentración, formación, discreción, entre otras.

Suelen aparecer conflictos cuando existen discrepancias entre la ética profesional y la ética personal. En esos casos, las personas deben tomar medidas, como la objeción de conciencia, si se cree que no se está actuando correctamente.

¿Para qué sirve la ética profesional?

Se supone que la ética profesional también determina cómo debe actuar un profesional en una situación determinada. En un sentido más bien estricto, podríamos solo señalar las carreras que son de nivel universitario o superior, pero también deben considerarse los oficios y cualquier otro trabajo permanente.

Ya que el profesional enfrenta diariamente diferentes situaciones, la ética profesional debería verse plasmada en un código de ética profesional para prevenir errores, cada colegio de profesionales debería contar con uno que deje en claro qué está y qué no moral y éticamente bien.

La responsabilidad es una parte esencial cuando hablamos de ética profesional, sin ella no seríamos capaces de establecer nuestras propias metas, tanto laborales como profesionales. Cuando sabemos que debemos actuar bajo la responsabilidad, se ponen en juego la voluntad de uno mismo y la libertad. La responsabilidad hará que cada persona pueda realizar de forma justa y profesional todo su trabajo.

La ética es considerada como una ciencia encargada de estudiar los comportamientos de los seres humanos bajo normas que debe haber en una convivencia en sociedad. De esta forma se aplica al ámbito profesional de un individuo, ya que se trata de la decisiones que se toman de forma totalmente consciente y voluntaria. Por esto mismo, no son considerados éticos aquellos comportamientos involuntarios, es decir, que no sucedieron bajo el propio consentimiento.

Varias veces se ha hablado de la ética comparando al ser humano con los animales. El hombre tiene la capacidad de decidir y actuar bajo sus deliberaciones, en cambio, los animales son seres completamente libres debido a que sus actos son guiados desde el instinto animal que poseen por naturaleza. Por ejemplo, una persona puede decidir qué es lo que quiere y debe comer, sin embargo, un animal con hambre actúa con instinto: Si él tiene hambre, comerá lo primero que tenga delante, sin tener en cuenta otras cuestiones, como la vida de otro animal.

Características del profesional

Si se quiere hablar del término profesional, podemos decir que una profesión es aquella actividad que se elige de forma personal y se ofrece ante los demás para su beneficio y para el beneficio propio también. Pero las condiciones para realizar esas actividades son diversas, y la principal es aplicar la ética profesional que debe de tener a la hora de ejercer cada profesión.

El sentido estricto de la palabra profesión hace referencia solo a las carreras universitarias, pero también se puede hablar de los oficios, ya que ellos son una vocación que también estarán al servicio de otras personas.

Son varias las personas que consideran a la ética como una disciplina de vida, es decir, todo ser humano debería ser partícipe de un aprendizaje ético de forma constante, de esta forma no solo podrá crecer como persona, sino que también podrá aplicar todos sus conocimientos en los ámbitos en los que desee participar en un futuro.

Es el deber de todos los trabajadores aplicar la ética profesional en cada actividad que esté a su alcance, ya que ésta posee un conjunto de normas que hará de ese trabajo algo digno, además de probar su lealtad, honestidad y todo tipo de bien moral que sea necesario para el presente y futuro, tanto del propio profesional como de sus compañeros y personas a la que se les brindará el servicio.

Gallo, Fani Yoana

0 comentarios en «Ética Profesional»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *