21 junio, 2024

El metro como unidad de medida, no surgió sino hacia fines del Medioevo, antes de ello las medidas utilizadas en las sociedades de las antigüedad y hasta el Medioevo, para la vida diaria se basaba en la extensión de las extremidades del cuerpo humano, es así que se utilizaron como medidas básicas, el dedo (ancho del dedo índice), la pulgada (ancho del pulgar), la palma (distancia en la mano con los dedos juntos, entre el índice y el meñique), la cuarta o palmo (distancia de la máxima apertura de la mano desde el dedo pulgar al meñique), para mediciones mínimas, para las medias la vara (distancia entre los codos extendidos), la braza (distancia entre los brazos abiertos), la longitud del pie como medida de distancia para calcular construcciones y el paso para medir grandes distancias, de estas medidas humanas básicas, calculándose por simple suma las medidas mayores, estas medidas no eran uniformes ya que dependían de la contextura de la persona para realizar las mediciones.-

En el antiguo Egipto estas medidas eran las del rey, teniendo como unidad el codo real comenzando a utilizarse un rudimentario sistema decimal basado en los dedos de las manos.-La sociedad griega utilizó como unidad de medida el ancho del dedo, y el codo tomado desde el hueso del codo hasta la punta de los dedos extendidos, el codo real fue heredado de los egipcios, como así el pie, de estas medidas las de mayor extensión se utilizaban por multiplicación, estas unidades de medidas fueron utilizadas en el imperio Romano,  y basadas en el pie romano, una milla equivalía a 5.000 pasos, la aportación de esta sociedad es el inicio de la estandarización, tendiendo ya a la normalización de las medidas, reconociendo la importancia de compartir en todos los territorios y pueblos conquistados, unidades en común que facilitaran las labores diarias.-En la península Ibérica (España y Portugal) los pueblos sucesores del romano perdieron la costumbre de la estandarización y en cada Villa (Pueblo), las extensiones para similares unidades de medida, diferían, tal es así que para facilitar el intercambio comercial, en la entrada de cada villa o en sus plazas se disponían las muestras de los patrones como referencia, en un caso la vara, unidad de medida equivalente a 3 pies romanos, la que era copiada en madera por los comerciantes y utilizada para evitar equívocos y fraudes entre las partes.-

Además del uso de patrones de medida los pueblos árabes que conquistan la península ibérica aportan sus conocimientos matemáticos, que luego se extienden al territorio europeo, definiéndose también un patrón de números decimales.-En la Europa medieval los grandes reinos no habían unificado sus medidas; los pueblos anglosajones heredaron la pulgada y el pie de los romanos, trasladándola posteriormente a todos los pueblos conquistados y a sus posesiones ultramarinas.- En España se tardaron varios siglos en poder unificar las medidas entre los reinos que la integraban, tal es así que el 19 de Julio de 1849 la Reina Isabel II de España sanciona la Ley de Pesos y Medidas, designando al metro como unidad de medida y correspondiente a las diezmillonésima parte del arco del meridiano que va del Polo Norte al Ecuador, el patrón original de éste metro construido de Platino esta preservado en el Conservatorio de Artes, para distribuir el ejemplar de unidad de medida se debió realizar las colecciones (copias) de éste metro patrón y del kilogramo, enviándolos a los poblados del reino, tarea por sí lenta, hasta llegar a la normalización.-En Francia entre los siglos XVI y XVII se empezaron a discutir ideas que servirían de base para posteriormente formular el sistema métrico, basados en un sistema decimal y con referencia a los meridianos terrestres, este trabajo de reformar el antiguo sistema de pesos y medidas tuvo apoyo del poder público, incluyendo a Luis XVI  e instaurado mediante una ley de la República Francesa del 10 de diciembre de 1799, establecía el metro basado en la diezmillonésima parte del cuadrante del meridiano de París, basado en la distancia entre las poblaciones de Dunkerke en Francia y Barcelona en España, se elaboraron varias barras de platino y se seleccionó la barra cuya longitud fuese la más cercana a la definición meridional del metro y se guardó en los Archivos Nacionales de Francia el 22 de junio de 1799 como registro permanente de los resultados, este se convirtió en el conocido patrón del metro o metro patrón, éste también copiado en muestras fue distribuido en toda Francia, fue implantado como sistema universal mediante el Tratado del Metro (París, 1875) y confirmado en la primera Conferencia General de Pesas y Medidas (París, 1889) a la que asistieron 17 naciones europeas.-

En el territorio del Virreynato del Río de la Plata los valores utilizados fueron los del Reino de Castilla, que realizó la conquista de América, pero tanto los conquistadores como los colonos frecuentemente usaron los valores de sus localidades de origen, no siempre castellanas, al no ser uniformes, las distancias largas por ejemplo se estimaban por tiempos de marcha y probablemente hubo escasos patrones en los cabildos.-El sistema métrico decimal fue declarado de uso obligatorio en Argentina por Ley Nacional Nº 52 de 1863, promulgada durante la presidencia de Bartolomé Mitre, el organismo responsable de la aplicación de la ley fue la Oficina Nacional de Pesas y Medidas. En 1957 se creó el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) ante la falta de una referencia metrológica el INTI puso en marcha un proyecto de metrología, en Marzo de 1972, sobre la base del proyecto elaborado entre el INTI y la Secretaría de Estado de Comercio, se promulga la ley 19511 que creó el Sistema Métrico Legal Argentino, el SIMELA que está basado en el Sistema Internacional de Unidades recomendado por la Conferencia General de Pesas y Medidas de Paris.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *