18 julio, 2024

 

Las funciones del organismo del cuerpo humano se encuentran dentro de un rango de temperatura determinado (36º/37º) y cuando este se excede a causa del calor se dispara una señal al cerebro en forma de advertencia  el cual comienza a regular por medio de ciertos recursos (evaporación, convección, etc) el calor interno del cuerpo. Pero a la vez se pueden ver afectados otras funciones como la atención, la memoria,  la concentración, etc.

 

Esta situación puede afectar en el desempeño laboral a los trabajadores o lo que sería mucho peor, derivar en accidentes.

 

Por ello es importante que la empresa cuente con un técnico de higiene y seguridad que realice los controles necesarios y garantice la seguridad de los empleados.

 

La Ley nacional 19587 avalada por el decreto 351/79 en el Capítulo 8, Carga  Térmica hace mención de ciertos ítems a tener en cuenta a la hora de evaluar el puesto de trabajo como por ejemplo la definición de carga térmica ambiental (es el calor intercambiado entre el hombre y el ambiente) Carga térmica (es la suma de carga térmica ambiental y el calor generado en los procesos metabólicos) Condiciones  higrotérmicas (temperatura, humedad, velocidad del aire, radiación térmica)

 

Enseña  como evaluar mediante un cálculo y teniendo en cuenta el Anexo ll de dicha ley la cual por medio de tablas indica los periodos de descanso que deberían tener los empleados según la posición y grado de actividad que desempeñan.

 

El Capítulo 11, Ventilación en los artículos desde el 64 al 70 reglamenta  las condiciones ambientales para que no se perjudique la salud del trabajador. Teniendo en cuenta que todos los establecimientos deben ser ventilados en forma natural si fuera posible o utilizando ventilación forzada en caso contrario; Aun  más si el puesto de trabajo estuviera expuesto a vapores, gases, nieblas, etc. La ventilación será determinada según cantidad de personas dentro del lugar y sabiendo si la actividad es sedentaria o moderada. De esta manera se calculara las renovaciones de aire necesarias por hora.

 

Vamos a tomar como ejemplo un oficio muy común: Parrilleros.    

                                                                                          

Los signos que indican que el empleado está  padeciendo estrés por calor varían dependiendo de la edad de la persona, peso, estado físico, antecedentes de enfermedades, consumo de medicamentos.

El empleado puede comenzar a sentir fatiga, disminución de la habilidad motriz, falta de concentración, nauseas, dolores de cabeza, mareos, desmayos, golpe de calor (confusión, falta de sudor, pérdida de la  conciencia)

 

Las recomendaciones preventivas para que el técnico tenga en cuenta podrían ser las siguientes: proporcionar sombra y ventilación adecuada, proveer de suficientes suministros de agua, elementos de protección personal, periodos de descanso (si fuera necesario).

Finalizando el concepto, en mi criterio el técnico de seguridad e higiene debe estar atento a todas las necesidades del empleado, ejecutar un check-list del puesto de trabajo periódicamente, examinar  los legajos para saber si se realiza los exámenes correspondientes para su bienestar físico y psicológico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *