24 mayo, 2024

Principalmente debemos definir como carga de fuego o carga combustible, a la cantidad de energía resultante de la combustión completa de los materiales combustibles de un sector de incendio. Indirectamente, la carga de fuego es un indicador de la magnitud del riesgo de incendio que presenta un edificio o instalación industrial. La carga de fuego de un sector de incendio se define, al peso igual en madera por unidad de superficie (kg/m2) capaz de desarrollar una cantidad de calor equivalente a la de los materiales contenidos en dicho sector de incendio. Como patrón de referencia se considera a la madera con un poder calórico de 18.41 MJ/kg o lo que es lo mismo a 4400 kcal/kg.
Los trabajos que se desarrollen al aire libre se consideran como sector de incendio. Y cuando hablamos de un medio de escape es aquel que constituye una línea natural de tránsito que garantiza una evacuación rápida y segura.
El objetivo
Realizar un estudio de carga de fuego, es el de determinar la cantidad total de calor capaz de desarrollar la combustión completa de todos los materiales contenidos en un sector de incendio. Y con el resultado obtenido, se puede establecer
? el comportamiento de los materiales constructivos, resistencia de las estructuras, tipos de ventilación, sea ésta mecánica o natural, y por último, calcular la capacidad extintora mínima necesaria a fin de instalar en dicho lugar.
La carga de incendio es la suma de las energías caloríficas posibles de ser liberadas por la combustión completa de todos los materiales combustibles en un espacio, inclusive los revestimientos de las paredes, divisorias, pisos y techos.
como tambien se encuentra la carga de incendio específica la cual es el valor de la carga de incendio dividido por el área de piso del espacio considerado, expresado en Mega Joule (MJ) sobre metro cuadrado (m²).
La carga de fuego de un sector de incendio también se define, al peso igual en madera por unidad de superficie (kg/m2) capaz de desarrollar una cantidad de calor equivalente a la de los materiales contenidos en dicho sector de incendio.
Lo principal que se debe tener en cuenta son los siguientes pasos:
Primero se debe conseguir el plano del establecimiento y realizar una visita técnica para hacer una inspección ocular del mismo, observando todas las condiciones de higiene y seguridad, el estado de la estructura, de las instalaciones eléctricas y de los servicios en general, ya que esto será de mucha ayuda a la hora de dar una conclusión sobre el cálculo de la carga de fuego. Esa inspección de hacerse bien; profundamente y a cabalidad, permitirá seguramente encontrar los riesgos potenciales presentes en cada sector, para mitigarlos posteriormente y así reducir las posibilidades de un incendio.
Por eso, que ahora en los nuevos instructivos para realizar los Proyectos de Asesoramiento, se solicita una mayor cantidad de información como son los pliegos de construcción, los tipos de materiales estructurales, eléctricos, y demás colocados o a colocar.
Como segundo paso se debe delimitar el sector de incendio correctamente, a efectos de asegurar que el valor obtenido en la carga de fuego sea verdaderamente representativo. A modo de ejemplo, si uno dividiera la cantidad total de calorías por un área menor a la correspondiente, la carga de fuego resultaría con valores muy altos, y si se dividiera por área mayor a la correspondiente, el valor daría menos de lo real.
Por eso, cuando se habla de un sector de incendio, se refiere a un local o conjunto de locales, delimitados por muros y entrepisos de resistencia al fuego acorde al riesgo y a la carga de fuego que contiene, comunicando con un medio de escape.
La evacuación de las personas se realiza siempre en sentido descendente, salvo en garajes u otros casos particulares en los cuales la autoridad competente agrega requisitos de seguridad más exigentes.
Tercero una vez reconocido el sector de incendio se debe anotar detalladamente y de la forma más exacta posible la cantidad de materiales y objetos que se encuentran, para luego buscar los poderes caloríficos de cada material.
Si un objeto está compuesto por varios materiales, se debe verificar los porcentajes de composición de cada uno para hacer el cálculo más exacto.
Obtenidos los porcentajes de composición y sabiendo el peso total de la tela presente en el sector y el poder calorífico, se podría hacer el cálculo y determinar las kilocalorías que desprendería una combustión completa de dicho material.
En varias ocasiones no se tiene el dato exacto de cuánto pesa un determinado material. Esta circunstancia suele pasar en depósitos de materiales a granel o con materiales que son imposibles de pesar, tal como podría pasar al pretender calcular un entretecho de madera o de un revestimiento de madera de una pared.
Entonces, ¿Cómo calculo el peso de la madera si no puedo pesarlo?. Obviamente hay varias formas posibles. Pero, enumeremos solo dos de las más comunes. Si no se pudiera conseguir una muestra del entrepiso, se debería utilizar la fórmula de densidad de un material y del peso (por ejemplo de las fichas técnicas del producto o fabricante).
Este método es más teórico, pero se acerca bastante a la realidad, y se utiliza además, para refrendar el cálculo anterior porque seguramente dará valores similares, aunque uno es más ajustado y el otro solo toma datos sobre materiales estándares y en condiciones óptimas.
Cuarto Una vez calculado el peso de los materiales, se debe hacer una planilla general del sector de incendio que contenga, el tipo de material presente, cantidad en kilos y su poder calorífico, para realizar la suma total de calorías.
Luego se divide el valor obtenido por 4400 kal (patrón de referencia) y a ese resultado se lo divide nuevamente por el área del sector de incendio, y así finalmente obtenemos el resultado del estudio que nos da la cantidad equivalente en madera por metro cuadrado de ese recinto.
En conclusión los valores obtenidos se refieren a que tipo de materiales combustibles tenemos, de que clase son, también es para poder determinar qué tipo y cantidad de agentes extintores y potencial extintor mínimo debemos asignar a cada sector de incendio, es lo que nos permitirá hacerlo con el mayor criterio profesional posible. Debiendo acordarse también, considerar la velocidad de combustión de los materiales, el estado de los mismos, cantidad de personas que laboran en el lugar, nivel de apresamiento del mismo, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *