18 julio, 2024

La entrevista de trabajo individual es el paso clave dentro del proceso de selección, al que solo llegan los candidatos mejor posicionados para ocupar el puesto de trabajo que se oferta. Por lo que debes tener en cuenta que ya partes de esa ventaja, y que te han seleccionado porque la empresa cree que eres la persona adecuada para el empleo. Así que tan solo te queda convencerles en persona, de que tu eres la mejor opción.

En todas las entrevistas de trabajo, vas a encontrarte con que el entrevistador va a seguir ciertas pautas, sobre todo en lo que se refiere a las preguntas de tipo directo, en las que se te pedirán datos concretos, que más tarde les servirán para comparar a los candidatos.

Si ya has hecho varias, te habrás dado cuenta de que las principales preguntas que te toca responder, son siempre las mismas, y que más allá de tener que explicar detalles sobre tu currículum, se trata de que demuestres quien eres, como eres, si sabrás hacer el trabajo por el que van a contratarte y si finalmente podrías encajar en la empresa, junto a los demás empleados.

es primordial que te aprendas tu currículum, pero que no solo te quedes con las fechas y los títulos que tienes. Ya que en las entrevistas laborales, te harán preguntas más profundas sobre esos datos, y debes tener preparada la respuesta a cuestiones como: por qué elegiste esa carrera, en que materias destacaste, por qué repetiste curso, por qué tu último trabajo solo duró cinco meses…

También debes investigar sobre la empresa y conocer todas las características del puesto de trabajo al que te presentas, si es posible, averigua también quién será tu entrevistador. De esa forma te prepararás para preguntas típicas como: ¿por que crees que eres el indicado para este trabajo?, ¿por qué quieres trabajar aquí?, que sabe sobre nuestros productos, etc.

Finalmente en la entrevista de trabajo en los aspectos psicológicos se investiga a grandes rasgos su vida familiar de origen y presente. El objetivo de las preguntas es establecer si el ambiente familiar de la persona será un factor que potencie o limite su desempeño laboral en el puesto a cubrir. Por ejemplo, en el caso de personas que trabajan en un centro de terapia intensiva un ambiente familiar que contenga las ansiedades depresivas originadas en el trabajo es un factor importante a tener en cuenta. En cambio, frente a u ambiente familiar turbulento, las tareas monótonas de un puesto realizadas en un ambiente atractivo de trabajo, funcionan como un excelente medio de escape.

importante respetar la privacidad del entrevistado y no tallar en aspectos de su vida que no tienen relación con su vida laboral. Recordemos que la tarea del entrevistador es averiguar si las condiciones de su vida familiar concilian o no con las exigencias del puesto. Por ejemplo, si la persona está divorciada, es aconsejable averiguar si el divorcio esté terminado legalmente, desde hace cuanto tiempo está separado y quien tiene la tutela de los hijos en el caso de que los haya y en que período de escolaridad se encuentran. Más no es tema del entrevistador o entrevistadora, preguntar si ha superado el duelo del divorcio, ni cómo se siente respecto a él.

Luego que se termina el interrogatorio se lo invita a la persona a formular las preguntas que desee hacer sobre la empresa, el puesto y el proceso de selección, las cuales deben ser contestadas con veracidad.

En cuanto al cierre de la entrevista, se le explica al candidato o candidata que se continuarán realizando entrevistas con los otros postulantes para luego decidir quienes pasarán a la próxima etapa y además se le informa además sobre la fecha probable de la conclusión de esta primera etapa. Se le aclara que la consultora se pondrá en contacto con él o no, pero que si no nos ponemos en contacto con él, sus antecedentes quedarán en la base de datos. Hay quienes preguntan si pueden llamar para conocer el resultado de la entrevista y se le responde afirmativamente y cuándo.

Posterior a la entrevista es aconsejable escribir las impresiones sobre la persona entrevistada y también características físicas, presencia y actos del lenguaje no-verbal que nos llamaron la atención. Una vez terminado el ciclo de las entrevistas se realiza una revisión detenida del material obtenido para evaluar quienes son los candidatos y candidatas que continuaran en el proceso por reunir las características exigidas en el Profesiograma.

Los antecedentes de aquellos que no reúnen en detalle dichas características son archivados en la base de datos. Previamente se agrega una nota que orienta sobre la clase de empleos y organizaciones en las que los poseedores de dichos antecedentes podrían llegar a tener un desempeño exitoso.

Finalmente, los antecedentes de quienes mintieron y/o exhibieron factores neuróticos y/o sicóticos de conducta durante la entrevista no se archivan. Si los entrevistados del segundo caso vuelven a contactarse con la consultora es el deber de ésta el responder. Quien debe responder es el entrevistador o entrevistadora y explicar las causas en una entrevista personal breve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *