18 mayo, 2024

Alimentación y nutrición hospitalaria: Cocina hospitalaria

 

El usuario percibe como calidad en los centros sanitarios por orden: cómo come, el trato sanitario cercano, si hay afectividad, el confort hostelero y la asistencia sanitaria.

La cocina hospitalaria, tradicionalmente, se asocia al “complejo de los grandes pucheros”, la cantidad la asociamos a mala comida. A la hora de la ingesta una gama de olores invade la habitación del paciente, que unido a la inapetencia propia de la mayoría de patologías, es lo más contundente para quitar el apetito a cualquier persona.Se habla de palatabilidad de los platos (que huela bien, que sepa bien, que tenga bonito color y que esté caliente), sin embargo ¿acaso el hospital ayuda a cumplir con alguno de los más importantes criterios? ¿El olor y la temperatura? Lo recomendable sería sacar al paciente del entorno de la habitación que es un entorno hostil.

Cocina hospitalaria

La cocina hospitalaria se configura como un centro de producción de platos para un tipo de cliente que no ha elegido estar aquí, ni comer aquí, y además se quiere ir lo antes posible. Por lo tanto, la gastronomía se tiene que conjugar con la nutrición para poder hacer platos entre lo gastronómicamente aceptable y lo dietéticamente correcto; pero, ¿acaso la ingesta no es un acto sanitario más?La cocina hospitalaria participa de la misión común del hospital que es prestar el mejor servicio a los pacientes con un trato personalizado, a través de una correcta alimentación y nutrición, que contribuya a la terapia del paciente y, en la medida de lo posible, a su satisfacción. En definitiva, tiene que contribuir al confort hostelero pero también a la terapia.

Misión de la cocina La misión que tenemos encomendada cada día en la cocina del hospital requiere que mantengamos una sistemática de trabajo constante y rutinaria para conseguir el mejor plato posible.                      Las peculiaridades en la elaboración de la comida hospitalaria tienen tres vertientes: nutricional, gastronómica e higiénico-sanitaria, y las tres tienen que confluir.

La cocina hospitalaria, no es una isla dentro del hospital, sino que interactúa con otros departamentos como la Unidad de Dietética, Medicina Preventiva y con las Unidades de Hospitalización.

.Las fichas técnicas

Las recetas o fichas técnicas son un documento fundamental en la cocina hospitalaria. Son de obligado cumplimiento por parte de todo el personal de cocina. Contienen no sólo los ingredientes, sino qué hago y cómo lo hago. Estas fichas técnicas o recetas están dentro del programa de gestión de dietas Nutriscience, que es quien soporta la información de la dieta que le corresponde a cada paciente así como su ubicación: cama, unidad, pabellón, etc. Dicho programa está conectado “on line” con la admisión del hospital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *