21 febrero, 2024

En la serie estadounidense se encuentran lecciones para aquellos que buscan emprender. La motivación, la capacidad, el estudio del mercado son algunos de los factores que se necesitan para llegar al éxito.

Bill Gates, Steve Jobs y Elon Musk son los principales emprendedores promocionados entre otros tantos, nutren sueños que mayormente terminan en pesadilla. Por este motivo los emprendedores que mejor lo llevan a cabo son los de la ficción. La famosa serie Breaking Bad es un claro ejemplo de cómo realizar las cosas para ser un emprendedor exitoso.

Breaking Bad cuenta la historia de Walter White, también conocido como Heisenberg, quien es un sumiso profesor de química de secundario, ignorado por sus alumnos salvo en ocasiones que le hacían bromas. Su mujer estaba embarazada y tenían un hijo con capacidades diferentes. Hank Schrader cuñado de White, era un agente de la DEA (Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos).

Walter, además trabajaba en un lavadero de auto por las tardes para completar sus ingresos. Tras una descompostura visitó al médico que le diagnosticó un cáncer pulmonar terminal, desde ese momento se planteó qué pasará con su familia cuando él muera, ya que le quedaban pocos meses de vida.

En una redada de la DEA organizada por su cuñado Hank, reconoce a un ex alumno suyo, Jesse Pinkman a quien lo contrata para fabricar y vender metanfetamina, para así pagar su tratamiento y asegurar el futuro económico de su familia.

Sus andanzas lo llevan a una espectacular lección para aquellos que deseen emprender, los pasos para llegar al éxito se resumen en los siguientes factores:

  1. Motivación: se trata de dirigir la conducta hacia un fin específico. En el caso de Walter, debía encontrar una manera rápida para hacer dinero y así asegurar el futuro de su familia. Esta fue la motivación que lo llevó a emprender.
  2. Capacidad distintiva: Walter tenía dos capacidades bien diferenciadas, una era el conocimiento en química y la otra una creatividad propia, que supo aprovecharlas para lograr su fin, juntar dinero.
  3. Oportunidad: Debido a la dificultad en Estados Unidos para importar cocaína y otras drogas “naturales”, se abrieron nichos de mercado a productos sustitutos, siendo el principal las metanfetaminas. Se le abrió una gran oportunidad a White ya que sabía cómo producirlas.
  4. Asumir los riesgos: la mayoría de los emprendimientos terminan fallando. Sin embargo en el caso de White, asumió los riesgos que presentaba la comercialización de drogas, consciente de las consecuencias potenciales.
  5. Estudio de campo: hace referencia al ingreso en el ambiente y explorar el contexto. A pesar de que White tenía un familiar directo que era agente de la DEA, no se acobardó en producir drogas, de hecho encontró en la situación el medio para realizar un estudio de campo. Consistió en asistir a una redada para interiorizarse sobre el negocio.
  6. Suerte: la suerte de Walter empezó cuando cayó Jesse Pinkman en la redada, logró escapar mientras White observaba desde la camioneta de la DEA. Pinkman era un antiguo alumno, productor, distribuidor y consumidor de la metanfetamina.
  7. Distribución: White le propone el negocio de metanfetamina a Pinkman, ya que él conocía el negocio y él la química.
  8. Creatividad y ubicación: a diferencia de emprendedores célebres que utilizaban el garage, ellos ubicaron la fábrica en una vieja casa rodante ya que debía ser seguro. Para este emprendimiento White tuvo que invertir todos sus ahorros ya que era difícil financiarse por un inversor.
  9. Ventaja en la competencia: en este rubro la calidad es la ventaja competitiva. Debido a que ambos poseían distintas habilidades, consiguieron diseñar cristales de una calidad nunca vista en el mercado. Era conocida como la metanfetamina de color azul.
  10. Plan de negocios y escala: Jesse al no generar el volumen de ventas que el negocio requería, decidieron hacer un proyecto en conjunto con otras empresas del rubro para conseguir un cash flow. Esto resultó con éxito a largo plazo.
  11. La marca: si se quiere lograr sustentabilidad, ningún negocio puede prescindir de una marca conocida y respetada por la comunidad. En este caso White quedará en la historia de metanfetaminas.

Gracias a los factores ya explicados, Heisenberg logró ser reconocido como el rey en el negocio del imperio.

En conclusión, cualquier persona que quiera emprender y llegar al éxito, debería tener en cuenta los pasos que siguió White en las diferentes etapas, según lo que se busque lanzar en el mercado.