18 mayo, 2024

Los índices de siniestralidad laboral de la construcción figuran en primer lugar respecto a otras actividades laborales.
Los constructores tienen tres veces más posibilidades de morir en a un accidente y dos veces más posibilidades de resultar lesionados en comparación con trabajadores de otros sectores.
Recientes estudios indican que los accidentes tienen sus causas en errores de organización, planificación y control y que el 20 % restante son errores de ejecución. La ley 24.557 deriesgos de trabajo establece que todas las personas participantes en el proceso productivo conozcan los riesgos del trabajo y sus prevenciones.
El trabajo de construcción de por si es peligroso y denotan muchos riesgos que pueden diariamente desencadenar accidentes de diversas índoles , hasta incluso mortales como sucedió por ejemplo
“Charles Gareth Sowden, entonces de 55 años, de Castlemona Avenue en Douglas, estaba trabajando en el sitio de construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales en Balleira carretera en Kirk Michael cuando fue aplastado por un conjunto de bastidor pesado (4 metros)de altura y  de dos toneladas , el 1 de mayo de 2013. Murió de múltiples lesiones”. Un claro ejemplo de la falta de control y seguridad en un ámbito de trabajo riesgoso donde no se cumplió con las medidas de prevención básicas para la seguridad de los trabajadores y en consecuencia el peor de los resultados. Entre otros ejemplos menos fatídicos que  se puede encontrar son
son la exposición al frío, calor y temperaturas extremas, teniendo en cuenta que la mayor parte del tiempo trabajan por fuera; deben subir grandes alturas o realizar sus labores desde un andamio, pudiendo sufrir una caída; manipulan equipos, algunos peligrosos si no existe entrenamiento adecuado; cumplen con jornadas de 10 y a veces 12 horas, pudiendo sufrir de fatiga; trabajan cerca de maquinaria, por lo que están expuestos a áreas ruidosas, sucias, llenas de polvo o malolientes , quedar atrapado por la tierra o escombros , sufrir cortes , contusiones y otros.
Los trabajadores del sector de la construcción, en vista de estos riesgos, presentan en su mayoría enfermedades laborales tales como la silicosis, por inhalación de sílice y arena; calicosis, por la exposición al cemento; sordera profesional, desórdenes musculo esqueléticos por los movimientos repetitivos (lumbalgias de origen mecánico, dolor de hombro y discopatías, entre otras) y otras patologías asociadas a la exposición a la vibración.
Se debería otorgar prioridad a las medidas que eliminen o reduzcan el riesgo en origen y proporcionen una protección colectiva.
La protección individual suele ser el último recurso, los EPP (elementos de protección personal) Son los que se utilizan cuando el riesgo no puede eliminarse ni reducirse por otros medios.
Desde el momento en que se decide acometer una obra de construcción o actividad, de cualquier tipo, considerada en el marco de lo normativo según la ley que ponga en peligro la integridad física y mental de la persona la prevención de riesgo laboral debe estar presente. La importancia de conocer a lo que se esté por emprender tanto como empleado o empleador es fundamental, estar preparado para afrontar cualquier riesgo imprevisto.

Fuentes:

https://www.nidirect.gov.uk/articles/accidents-workplace

http://www.prevensystem.com/internacional/222/noticia-como-evitar-accidentes-en-el-sector-de-la-construccion.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *