22 junio, 2024

La higiene industrial es la ciencia de la anticipación, la identificación, la evaluación y el control de los riesgos que se originan en el lugar de trabajo o en relación con él y que pueden poner en peligro la salud y el bienestar de los trabajadores, teniendo también en cuenta su posible repercusión en las comunidades vecinas y en el medio ambiente en general.

Un higienista industrial tiene como objetivo llevar a cabo un informe concreto sobre el ambiente laboral proveer y tomar con cocimientos de cual es el riesgo concreto según el puesto de trabajo.

La práctica de la higiene industrial

Las etapas de la práctica de la higiene industrial son las siguientes: *La identificación de posibles peligros para la salud en el medio ambiente de trabajo.                                                                                               *Evaluación de los peligros, un proceso que permite valorar la exposición y extraer conclusiones sobre el nivel de riesgo para la salud del trabajador. *Prevención y control de riesgos, un proceso que consiste en desarrollar e implantar estrategias para eliminar o reducir a niveles aceptables la presencia de agentes y factores nocivos en el lugar de trabajo, teniendo en cuenta la protección del medio ambiente. El enfoque ideal de la prevención de riesgos es “una actuación preventiva anticipada e integrada” que incluya: 

*Evaluación de los efectos sobre la salud de los trabajadores y del impacto ambiental, antes de diseñar e instalar, en su caso, un nuevo lugar de trabajo.

*selección de la tecnología más segura, menos peligrosa y menos contaminante “producción más limpia”.

*Emplazamiento adecuado desde el punto de vista ambiental

*Diseño adecuado, con una distribución y una tecnología de control apropiadas, que prevea un manejo y una evacuación seguros de los residuos y desechos resultantes

*Elaboración de directrices y normas para la formación del personal sobre el correcto funcionamiento de los procesos, métodos seguros de trabajo, mantenimiento y procedimientos de emergencia.

El proceso de evaluación termina sólo cuando se interpretan los resultados de las mediciones a la vista de los datos  llamados “datos sobre la evaluación de riesgos”, obtenidos de la toxicología experimental, estudios epidemiológicos, clínicos y, en algunos casos ensayos clínicos. Debe aclararse que el término evaluación de riesgos se ha utilizado para hacer referencia a dos tipos de evaluaciones: la evaluación de la naturaleza y la magnitud del riesgo unido a la exposición a sustancias químicas y otros agentes en general y la evaluación del riesgo para determinado trabajador o para un grupo concreto de trabajadores en un lugar de trabajo específico. En la práctica de la higiene industrial, los resultados de la evaluación de la exposición suelen compararse con los límites de exposición profesional adoptados, cuya finalidad es ofrecer una orientación para evaluar los riesgos y establecer objetivos de control.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *