12 junio, 2024

La Logística Inversa es una de las tareas más complejas para cualquier empresa y un complicado reto para aquellos profesionales que deben desarrollar la estrategia operacional con la que llevarla a cabo. Su gestión está condicionada por una serie de características que vienen determinadas por cuatro factores importantísimos, que son: el sector, el mercado, el producto y, por supuesto, el cliente.

La gestión óptima de la Logística Inversa de una compañía es de suma importancia, dado que tendrá una repercusión directa en diferentes departamentos de la dicha compañía. Algunos ejemplos de la repercusión de una buena gestión pueden ser:

  • Reducción de la obsolescencia
  • Reducción del Inventario
  • Mejora de la Calidad del Servicio al Cliente
  • Mejora del Product Mix en los puntos de venta
  • Apertura de nuevas vías de negocio
  • Ampliación de la vida del producto

A todo esto, cabe que añadir la tendencia o, en muchos casos, la necesidad que afrontan actualmente la mayoría de empresas del sector Retail, es llevar a cabo un sistema de ventas Omnichannel. Para quién no esté familiarizado con el término, se trata de un enfoque de venta dónde el cliente se convierte en el punto de venta. Esto quiere decir que el cliente decide dónde compra, dónde recoge y dónde devuelve, obligando así a la interacción entre todos los canales de venta de la compañía.

Este nuevo concepto está provocando que la Logística Inversa pase a ser una mayor proporción de los movimientos dentro de la red de distribución. A modo de ejemplo, en 2016 el 15% de las compras online suponían una devolución intencional ya que contenían artículos duplicados o similares porque el cliente quería decidir en el último momento cuál adquirir. Esta es solo una de las muchas razones por las que la omnicanalidad repercutirá notablemente en la Logística Inversa de las compañías.

Con este nuevo sistema de ventas la eficiencia en la Logística se convierte una vez más en un aporte de valor para el cliente mientras que para la empresa representará una nueva batalla por mejorar la velocidad y el coste.

Si tuviésemos que analizar la Logística Inversa a nivel operacional en cada una de sus combinaciones posibles nos llevaría un tiempo infinito, es por eso, que en este artículo me centraré en el sector que conozco más en profundidad como es el sector Retail, para el que como he comentado anteriormente, la gestión de la Logística Inversa es una herramienta más con la que conseguir valor, competitividad y una mejora de la gestión del producto. Vamos a ver cuáles son los cuatro retos principales con los que empezar a trabajar a la hora de llevar a cabo un nuevo proyecto de Logística Inversa:

Logística Inversa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *