18 julio, 2024

La industria química

Las plantas industriales, son las fábricas donde se elaboran diversos productos. Se trata de aquellas instalaciones que disponen de todos los medios necesarios para desarrollar un proceso de fabricación

Una planta industrial está formada por el edificio en sí mismo, las instalaciones específicas (como la climatización, el saneamiento, etc.) y las maquinarias. A la hora de elegir un lugar para construir una planta industrial, suelen tenerse en cuenta diversos factores externos, como los medios de transporte que pasan por la zona.

En el día a día de una planta industrial intervienen diversas ciencias y disciplinas, como la seguridad industrial (el área multidisciplinaria que se encarga de minimizar los riesgos de accidentes) y la higiene industrial (los procedimientos que buscan controlar los factores ambientales que pueden afectar la salud de los trabajadores y de los vecinos).

Cuando se escoge una zona geográfica para la ubicación de una planta industrial se toman en cuentan diversos factores, como las características de sus alrededores, el grado de comunicación que presente con el exterior, el tipo de terreno y, no menos importantes, las potenciales necesidades futuras de la empresa.

La mayoría de los materiales que se utilizan en la fabricación de químicos y petroquímicos son inflamables y explosivos. Si bien muchos de los químicos y petroquímicos son tóxicos, algunos también son carcinogénicos. Los riesgos potenciales de explosión son más severos, comparados, por ejemplo, con la industria de refinación,porque los compuestos son muy reactivos y las presiones que ocurren durante su manufactura y manejo son altas.

Los materiales muy tóxicos que causan lesiones inmediatas, como fosgeno o cloro, serían clasificados como un peligro para la seguridad. Otros causan efectos a largo plazo, a veces con concentraciones muy bajas. En los estudios realizados sobre la producción de químicos y su impacto ambiental, se encontró que las consideraciones de toxicidad, peligro y operabilidad juegan un papel importante. Los posibles desechos y emisiones dependen de los tipos de compuestos que se fabriquen y la gran variedad de procesos y químicos que se emplean en su manufactura.

Agentes químicos peligrosos

Un agente químico es cualquier  elemento o compuesto químico, por sí solo o mezclado, tal como se presenta en estado natural o es producido, utilizado o vertido (incluido el vertido como residuo) en una actividad laboral, se haya elaborado o no de modo intencional y se haya comercializado o no.

Existen millones de productos químicos, y muchos de ellos son peligrosos para nuestra salud. Podemos encontrarlos en forma de sustancias simples (Ej. gasolina, cloro, ácido sulfúrico, amianto, etc.) o mediante mezclas o disoluciones de dos o más sustancias llamados, también, preparados.

Un agente químico es peligroso, no solo por sus propiedades, sino también:

  • por la forma en que se utiliza (polvo, aerosol, líquido..), o
  • por la forma en que se halla presente en el lugar de trabajo (utilizar agua a temperatura ambiente puede no ser un riesgo pero si se calienta a más de 100 ºC, resulta peligroso el contacto con el líquido o con el vapor).

Manejo de los materiales peligrosos

En algunos casos los desechos pueden representar un riesgo biológico o de radiación. Por ejemplo: los desechos bio-industriales o farmacéuticos pueden contener microorganismos y virus y materiales radioactivos, si el sistema de eliminación es inadecuado. Cuando se trate de la eliminación de este tipo de desechos sólidos, hay que implementar las siguientes prácticas:

  • Deben haber las instalaciones adecuadas para el tratamiento, almacenamiento y eliminación de los materiales peligrosos o radioactivos;
  • El país que planea la instalación de una nueva industria debe haber diseñado (o adoptado de los proveedores extranjeros más avanzados) e implementado, los reglamentos y normas que controlan la operación de estas plantas, y debe poder monitorear el cumplimiento de dichos reglamentos;
  • Deben haber laboratorios y otras instalaciones de soporte necesarios, para realizar la recolección y análisis adecuado de las muestras ambientales.

La producción de materiales explosivos o químicos muy reactivos, crea problemas especiales. En este caso el diseño deberá tomar en cuenta, factores como: discos reventados, explosión, y paredes contra incendios, a fin de reducir al mínimo los riesgos que ocasiona al ambiente y a la salud, dentro y fuera del lugar de trabajo.

A menudo, se presentan problemas ambientales especiales, en las plantas de formulación, donde se mezclan los químicos según las fórmulas especiales que requiere el mercado. Entre estos ejemplos tenemos, las plantas de formulación de pesticidas o solventes y las fábricas de explosivos. Los procedimientos ambientales, que se adopten en estas plantas, para proteger la salud y contra los peligros, deben ser los mismos que se utilizan en las instalaciones químicas que fabrican las materias primas. (Para mayor información, ver el capítulo: «Manejo de Materiales Peligrosos».)

Plan de contingencia

El Plan de Contingencias se presenta para hacer frente oportunamente a las contingencias ambientales, estas están referidas a la ocurrencia de efectos adversos sobre el ambiente debido a situaciones de origen natural o producto de actividades humanas, situaciones no previsibles que están en directa correlación con el potencial de riesgo y vulnerabilidad del área y del proceso productivo.

Los objetivos del Plan de Contingencia se dan a conocer seguidamente:

? Prever el daño a los trabajadores, edificaciones e instalaciones.

? Minimizar los daños económicos y perjuicios a la Empresa, pobladores y/o Comunidad como consecuencia de la interrupción de actividades.

? Minimizar el impacto en el ecosistema como consecuencia a los fenómenos de emergencia

Conclusión

Es reconocido que la industria mediante la variedad de procesos de fabricación, materias-primas y fuentes de energía (combustibles) utilizadas, coloca, a nivel de polución, problemas complejos que, sin embargo, no pueden ser disociados de una perspectiva de imperativos de productividad y de renta.

Las soluciones técnicas son, entretanto, múltiples: reciclar los contaminantes, uso de dispositivos que eliminan o reducen la polución, mutación de los procesos de fabricación (con uso de tecnologías limpias), cambio de materias-primas y de fuentes de energía.

La mayor parte de los grandes grupos industriales hace una campaña ambientalista, utilizando, frecuentemente, el argumento ecológico como factor de concurrencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *