3 marzo, 2024

Para la materia Organización de evento y eventos sociales, nos dieron un trabajo práctico en donde nuestro desafío era poder realizar un evento en el aula un día de clases.

Nosotros tomamos este desafío y nos pusimos a dividirnos las tareas, primero veíamos quien quería hacer cada tarea y después si quedaban puestos libres veiamos como llenarlos y quien podía realizarla.

 

Lo primero que hicimos fue elegir la temática del evento, luego dividimos las tareas.
Una vez que cada uno tenía su tarea, nos pusimos en marcha.
Entregamos las invitaciones, armamos carteles informativos para que la gente se entere del evento, armamos la lista de invitados, encuestas de calidad para poder ver en qué nos equivocamos y que podemos mejorar, vamos a hacer la memoria del evento, armamos la ambientación, presupuestos y el catering.

Aramos la logística del evento, pensamos muy bien en donde va a ir cada cosa, cuanto espacio dedicarle a los invitados, si quería que entren o no personas sin invitación.

Llegamos a la conclusión de que nos sería muy útil que en este primer evento entren personas sin invitación, para que nos completen la encuesta y nos dejen una opinión acerca de nuestras tareas realizadas.

Al finalizar la encuesta, la idea es poder hacer una balance y ver los aspectos tanto positivos como negativos que tuvimos.

En un primer momento todo parecía muy copado, todos con muchas ganas de aprender y poder llevar a cabo este primer evento.
Pero la realidad es que todos teníamos muchas ideas pero no nos sabíamos poner de acuerdo. En un grupo de trabajo ya sea grande o chico, todos lo viven distinto y cada uno tiene distintos objetivos.

Acá pasó eso, están los que quieren sacarse el trabajo de encima y aprobar la materia, los que ni aparecen y los que quieren aprender y poder llevarse una buena experiencia.  

Nos peleamos mucho ya que no sabíamos bien como armar las cosas y como ponernos de acuerdo, todos queríamos hacer todo y que salga bien.

Yo creo que cada uno lo vivió distinto y le puso todas las ganas de aprender.
En mi caso particular me gustó mucho la experiencia, pude sentir un poco más la profesión que elegí, nos dio la oportunidad de salir un poco de los teórico y los libros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *