14 julio, 2024

Para que hoy en día estemos hablando de Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), debió existir alguien que empezara a investigar sobre la manera en que se registraban las riquezas de las personas y los negocios. Ese alguien es Luca Pacioli, un fraile franciscano que durante el renacimiento estudió la manera en que los comerciantes venecianos hacían sus cuentas.

Su legado, lo que lleva a que se le llame ‘padre de la contabilidad’, esta resumido en Tractus XI- Particularis de computis et scripturis. Son 36 capitulos que los que a utilizar cuatro libros (Inventario y Balances, Borrador o Comprobante, Diario y Mayor) y define las reglas del principio matemático de la partida doble:

No hay deudor sin acreedor.

La suma que se adeuda a una o varias cuentas ha de ser igual a lo que se abona

Todo el que recibe debe a la persona que da o entrega.

Todo valor que ingresa es deudor y todo valor que sale es acreedor.

Toda pérdida es deudora y toda ganancia acreedora.

Definición de contabilidad

La Contabilidad, se encarga de estudiar, medir, analizar y registrar el patrimonio de las organizaciones, empresas e individuos, con el fin de servir en la toma de decisiones y control, presentando la información, previamente registrada, de manera sistemática y útil para las distintas partes interesadas.

Posee además una técnica que produce sistemáticamente y estructuradamente información cuantitativa y valiosa, expresada en unidades monetarias acerca de las transacciones que efectúan las entidades económicas y de ciertos eventos económicos identificables y cuantificables que la afectan, con la finalidad de facilitarla a los diversos públicos interesados.

La finalidad de la contabilidad es suministrar información en un momento dado y de los resultados obtenidos durante un período de tiempo, que resulta de utilidad a los usuarios en la toma de sus decisiones, tanto para el control de la gestión pasada, como para las estimaciones de los resultados futuros, dotando tales decisiones de racionalidad y eficiencia

Los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados o Normas de Información Financiera conocidos como (PCGA) son un conjunto de reglas generales y normas que sirven de guía contable para formular criterios referidos a la medición del patrimonio y a la información de los elementos patrimoniales y económicos de un ente. Los PCGA constituyen parámetros para que la confección de los estados financieros sea sobre la base de métodos uniformes de técnica contable.

Los principios de la «partida doble» fueron establecidos por Fray Luca Pacioli.  Recordemos que en un ente o empresa, toda información financiera se registra y se informa separadamente de la información personal del dueño del negocio. Una persona puede tener un negocio y también una casa y un automóvil. Sin embargo, los récords financieros del negocio no deben contener información acerca de las propiedades que tiene el dueño. Los récords financieros de un negocio y aquellos personales no deben mezclarse. Se usa una cuenta bancaria para el uso del dueño y otra para el negocio. Un negocio existe separadamente de su dueño. Los propietarios son acreedores de las empresas que han formado y aunque tengan varias empresas, cada una se trata como una entidad separada, por lo que el propietario es un acreedor más de la entidad, al que contablemente se le representa con la cuenta 50 Capital.

Asimismo, los estados financieros se refieren siempre a bienes económicos, es decir, bienes materiales e inmateriales que poseen valor económico y por ende susceptible de ser valuado en términos monetarios. un bien económico también se refiere a las cosas valuables que cada uno posee .

La profesión contable y el comercio exterior

Preparación profesional de los contadores públicos para el ámbito internacional

Existe una preocupación mundial respecto a la calidad de la información que los contadores públicos generan, esto no sólo tiene que ver con las normas contables y de auditoria, sino también con la formación académica y ética de los profesionales en ciencias económicas.

Como veremos a continuación este tema se encuentra en pleno proceso de implementación y es impulsado desde diversos organismos internacionales entre los que se destacan la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). La Organización Mundial del Comercio (OMC), la Federación Internacional de Contadores Públicos.

El objetivo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) y del Grupo de Trabajo Intergubernamental de Expertos en Normas Internacionales de Contabilidad y Presentación de Informes (ISAR) es fortalecer la profesión contable en todo el mundo con el fin de crear una profesión mundial capaz de ofrecer sus servicios a través de las fronteras nacionales.

La UNCTAD, en el marco del 16º periodo de sesiones (Ginebra, febrero de 1999) en busca del objetivo mencionado diseño una directiva (norma de referencia) para la cualificación de los contadores profesionales que sirva como criterio de referencia para las calificaciones nacionales y que permita a los poseedores de estas calificaciones actuar en el contexto de una economía mundial. Para este trabajo se ha consultado a diversas instituciones relacionadas con la profesión contable entre las que se destaca la Federación Internacional de Contadores.

IFRS

El 2005 fue un año de vital importancia y relevancia en el mundo de las normas de información financiera. Fue durante este año cuando la mayoría  de las empresas públicas de la Unión Europea llevaron a cabo la adopción de las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS, por sus siglas en inglés). Este acontecimiento ha ido poco a poco obligando o direccionando al resto de las economías del mundo a adoptar o converger con las IFRS.

¿Pero qué hay de los países emergentes? La corriente que hemos venido observando referente a las IFRS, deja a los países pertenecientes a mercados denominados emergentes con muy pocas opciones en cuanto a estándares o normas de información se refiere. Estos deben subirse al tren de la globalización y comenzar a reportar su información financiera bajo estándares o normas aceptadas internacionalmente, si es que quieren lograr modernizar y hacer competitivos sus mercados financieros y en general sus economías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *