22 julio, 2024

En nuestra tarea ergonométrica, determinaremos las condiciones en las que tiene que trabajar un operario de una planta de impresiones de pomos y envases de aluminio,  principalmente en lo referido a la ergonomía ambiental, que se dedica al estudio de las relaciones entre la persona y los factores ambientales que puedan afectar a su salud y confort. Analizaremos entonces los distintos factores que componen a ese ambiente:

  1. POSTURA

En el caso mencionado, las tareas realizadas por el operario, como el empleo de elementos con vibraciones, o manuales como martillos, palas, junto con la abrasión del polvo y suciedad, podrían ocasionar un síndrome del túnel del carpo bilateral (presión de los nervios que se transmiten a la muñeza) o una infección en las palmas de las manos, a raíz de roces repetidos, respectivamente.

Se recomienda el uso de guantes adecuados para roces.

También recomendamos que el trabajador tenga a mano un asiento que utilice periódicamente, y que las mesas de trabajo sean ajustables para evitar el encorvamiento excesivo.

  1. ILUMINACION

Según los estándares establecidos, se debe procurar una iluminación fría con respecto al color y tener en cuenta los colores y las sensaciones que ellos generan. Evitar el naranja o el violeta, ya que producen excitación, agitación en inquietud.

  1. AMBIENTE TERMICO

Aquí tenemos uno de los puntos más críticos de nuestro puesto de trabajo, ya que en la planta hace entre 35 y 45°C para el que está al lado del horno, siendo éstas temperaturas muy elevadas y teniendo en cuenta que la temperatura en un ambiente de trabajo pesado debe ser entre 10 y 20°C (está muy lejos). Debemos poner especial énfasis, con recordatorios visuales y auditivos, de la importancia de la hidratación continua, colocando carteles y puestos de hidratación de fácil acceso y limitando la permanencia del trabajador en el puesto de trabajo.

Esto es de suma importancia, ya que el calor excesivo produce un incremento de errores y accidentes. Se recomienda ventilar el ambiente, aislar las máquinas, utilizar ventiladores y disponer de una cabina con la temperatura adecuada para que el trabajador pueda descansar del calor.

 

Otro punto importante a destacar, es el riesgo de intoxicación que corren los operarios en estos puestos de trabajo, por trabajar con metales pesados (principalmente de aluminio). Por este motivo, y por lo establecido en el Convenio Colectivo de la UOM, se establece que:

 

Art. 34 — Provisión de un litro de leche: En todos los establecimientos de la industria metalúrgica que cuenten con secciones, ambientes o tareas insalubres, el personal de los mismos recibirá 1 (un) litro de leche por día. Idéntico criterio se seguirá en aquellos casos en que la Autoridad de Aplicación lo determine explícitamente.

Al igual que todas las medidas de prevención de riesgos, además de proveerlas, el establecimiento debe incitar a su utilización y al cuidado de cada uno de los operarios, ayudándose de recursos gráficos visuales (cartelería, instructivos) y auditivos (mensajes generales).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *