23 junio, 2024

La ley de agentes de viaje (18.829) establece como obligación a las agencias de viaje para poder realizar el ejercicio de sus actividades, obtener la licencia en el Registro de Agente de Viaje llevado a cabo por el organismo de aplicación que determine el Poder Ejecutivo, quien determinará las normas y requisitos generales y de idoneidad para hacerla efectiva, esta licencia se otorgará previamente constituyendo un fondo de garantía en dinero en efectivo, títulos del Estado y/o fianza bancaria. El decreto reglamentario de la ley de agencias de viajes, establece como obligatorio la tenencia a disposición de sus clientes una copia autenticada por la Dirección Nacional de Turismo, de la ley 18.829 y un libro de reclamos rubricado por ese organismo, todo reclamo que se exprese en dicho libro tendrá que ser elevado a la Dirección Nacional de Turismo. Las agencias de viaje tienen la obligación de respetar y mantener el precio de viaje establecido en el contrato, los precios pactados con los usuarios no podrán ser modificados salvo por alteraciones de los mismos por parte de terceros prestatarios de esos servicios. Otra de las obligaciones que tienen las agencias es velar por la indemnidad del pasajero, esto quiere decir que el organizador del viaje se compromete a que durante la ejecución del contrato el cliente no sufrirá daños sobre su persona o sus bienes. También se puede mencionar la obligación de veracidad en las publicidades, lo cual significa que las agencias deben ser veraces con las propagandas debiendo reflejar el tipo de servicio ofrecido.

En cuanto a las sanciones a las agencias por incumplimiento serán multas de hasta cien mil pesos, suspensiones, revocación o caducidad de las autorizaciones otorgadas a los prestadores de servicios y/o agencias intermediarias. Los tribunales expresan que «Corresponde multar a las agencias de viaje y turismo por infracción a la ley 18.829 toda vez que la misma no celebró contrato por escrito con el usuario en el que debía consignar el alcance de las obligaciones asumidas por la agencia y las condiciones de contratación exigidas por la normativa vigente, sin que tal requisito se encuentre satisfecho por las indicaciones que figuren en el voucher entregado al viajero».

Debido al aumento de la actividad turística en nuestro país durante el último tiempo, es correcto el incremento de las obligaciones y sanciones en cuanto a la reglamentación de las agencias de viaje ya que las mismas deben ser equitativas para ambas partes, tanto para los viajeros como para las agencias de viaje. Por parte de los viajeros, gracias a estas obligaciones y sanciones se sienten más protegidos frente a los incumplimientos por parte de las agencias de viaje ya que en el caso de que se produzca algún incumplimiento o cumplimiento fuera de forma, a la agencia le corresponderá la sanción respectiva. Se podría decir también que los viajeros son la parte más desprotegida de este contrato ya que el poder de negociación que poseen es escaso, por eso es importante que se apliquen las obligaciones y sanciones determinadas a quienes presten el servicio turístico, ya que los viajeros siempre tienen que quedar satisfechos con el servicio brindado, lo que resulta conveniente para las agencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *