21 junio, 2024

Estados Unidos ha quintuplicado sus impuestos al acero laminado en frío plano hecho en China después de acusarlos de vender sus productos debajo del precio de mercado. Esta materia prima se usa en carros manufacturados, contenedores de transporte y en construcción.

Wang Hejun es un alto funcionario del Ministerio de Comercio de China y dice que los problemas que enfrenta la industria del acero perjudican la economía mundial, por lo tanto, afectan a la demanda. Globalmente se necesita cooperación, pero actualmente se está dando lo contrario con la mayoría de países que aplican el proteccionismo.

El proteccionismo implica el aumento de tasas aduaneras y de impuestos a todos aquellos productos que vengan del exterior y que puedan significar algún tipo de amenaza para las industrias nacionales, por mejor calidad o por contar con precios más accesibles. Sin embargo, es una forma artificial de control que no puede mantenerse por mucho tiempo, ya que una nación necesita comercializar con las demás para mantener sus flujos económicos dinámicos y vivos. Al mismo tiempo, una de las principales críticas que se le hace al proteccionismo es precisamente la fuerte presencia estatal que puede en muchos casos volverse autoritaria y arbitraria. China cuestiona la forma en que Estados Unidos llevó a cabo su investigación «antidumping», por éstas razones.

China produce la mitad de acero del mundo, más que Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y Japón en conjunto, pese a que Estados Unidos está en primer lugar de potencias mundiales y China en segundo, sin embargo, la balanza comercial entre ambos países desfavorece a Estados Unidos; conforme la economía del país se desacelera, la demanda interna de acero cae.

La arremetida de Trump contra China parece apuntar a que la globalización ha beneficiado a la potencia asiática y ha perjudicado a Estados Unidos, ubicando a su país en el lado de los perdedores. Ante el aumento de aranceles que se le ha impuesto y que está próximo a aplicarse, China ya ha tomado sus propias medidas para que no haya una sobreproducción del acero, ya ha anunciado el despido de 500 mil empleados en las fábricas de acero.

Pero, ¿Por qué Donald Trump quiere hacer ver a China como su enemigo? En términos de competitividad China está a la altura de Estados Unidos, son rivales, pero no enemigos como el magnate ha predicado, aún antes de ser electo.

Según varios expertos en el tema económico, aclaran que Estados Unidos efectivamente enfrenta una serie de problemas comerciales importantes con China. Estos incluyen los subsidios de China a ciertos sectores, el dumping (vender a precios artificialmente más bajos) en el extranjero de su exceso de productos siderúrgicos y la imposición de restricciones a las exportaciones de ciertas materias primas. Eso beneficia a los productores chinos a expensas de las empresas y los trabajadores estadounidenses.

Fuentes:

http://expansion.mx/economia/2016/05/23/eu-eleva-los-aranceles-al-acero-chino-a-mas-de-500

5 razones por las que Donald Trump considera que China es un enemigo de EE.UU.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-38572842

https://www.definicionabc.com/economia/proteccionismo.php

http://www.bbc.com/news/business-36319141

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *