14 julio, 2024

El personal médico que es expuesto a rayos ‘’x’’ durante pruebas cardiovasculares tiene más probabilidades de desarrollar problemas de salud, incluido el cáncer. Según un estudio, forman un grupo de riesgos profesionales de la salud quienes desarrollan procesos cardiovasculares comunes como la radioscopia, que es la técnica de la imagen que usa rayos ‘’x’’ para obtener a tiempo real imágenes en movimiento del corazón. Los procedimientos que convierten a estos profesionales en un grupo de riesgo incluyen a la ‘’angiografía coronaria’’ que es un procedimiento en el que se utiliza un tinte especial (material de contraste) y rayos X para observar la forma en que fluye la sangre a través de las arterias en el corazón.

Los efectos perjudiciales de la radiación (es decir, la gravedad de la reacción tisular) dependen de varios factores:

*La cantidad (dosis)

*Con qué rapidez se recibe la dosis

*Qué cantidad del cuerpo se expone

*La sensibilidad de determinados tejidos a la radiación

*La presencia de anomalías genéticas que alteran la reparación normal del ADN

*Edad de la persona en el momento de la exposición

*Estado general de salud de la persona antes de la exposición

Enfermedades profesionales que se pueden desarrollar con el paso del tiempo:                                                                                                                                *Lesiones en la piel (La radiación ionizante a dosis grandes puede disminuir la producción de células sanguíneas y lesionar las vías digestivas, originando una enfermedad aguda. La contaminación interna es absorbida por el cuerpo por ingestión, inhalación o a través de cortes en la piel. Una vez en el cuerpo, el material radiactivo puede ser transportado a varios lugares, como la médula ósea, donde continua emitiendo radiación, aumentando la dosis, hasta que se extrae o emite toda su energía. La contaminación interna es más difícil de eliminar que la contaminación externa.)

*Esterilidad: (En el caso de los testículos, se puede producir la disminución de nuevos espermatozoides, afectando la fertilidad masculina. Esto puede causar la esterilidad temporal o permanente. Los ovarios, después de la irradiación, pueden sufrir de esterilidad. La respuesta de los ovarios a la acción de los rayos X depende de una serie de factores, como la edad de la mujer. Si los dos ovarios han estado expuestos a elevadas dosis de radiaciones durante la infancia, más de la mitad de las mujeres sufre de una alteración en la fertilidad.

*Lesiones oculares:

1-Cataratas. Es el daño al lente dentro del ojo, conocido como cristalino, que afecta la vision de manera progresiva. Esta enfermedad sí es reversible con cirugía)

2-Degeneración macular de la retinaLos ‘’x’’ dañan la capa interior delojo y el daño no se siente, el paciente simplemente reporta baja de vision. Lo lamentable es que no es irreversible.                                                                               3-Carnosidades en los ojos. Son un tipo de inflamacion en el ojo que se hace gruesa progresivamente, convirtiéndose en carnosidades.                                         4- Cáncer de párpado80% de los canceres de piel se dan la cara y el cuello, pero de estos uno de cada tres se dan en el párpado.

*Muerte de células sanguíneas:

La radiación ionizante a dosis grandes puede disminuir la producción de células sanguíneas y lesionar las vías digestivas, originando una enfermedad aguda. Una dosis muy grande de radiación ionizante también puede dañar el corazón y los vasos sanguíneos (sistema cardiovascular), el cerebro y la piel.

Elementos de protección personal/precauciones:

A raíz de todos estos datos, científicos italianos sugieren a los profesionales que se someten a rayos ´x´ que tomen precauciones como usar gafas, calzado de seguridad, delantal plomado, guantes plomados y que además en lo posible se situen detrás de barreras físicas como una cortina plomada a la hora de realizar las pruebas.

Además:                                                                                                                             – Tener más de 18 años si se trabaja con radiaciones.
– Contar con la autorización sanitaria para desempeñar funciones en
instalaciones radiactivas y operador de equipos generadores de radiaciones.
– Si se trabaja expuesto a radiaciones, es fundamental llevar puesto un dosímetro durante toda la jornada laboral, y que debe ser proporcionado por el empleador.
– Limitar al máximo la exposición a este tipo de radiaciones.
– Usar correctamente todos los elementos de protección radiológica personal otorgado por el empleador.
– Procurar que el empleador remita trimestralmente los dosímetros al Instituto de Salud Pública.
– Asegurarse de que las instalaciones estén adecuadamente señalizadas, así como las áreas de acceso prohibido al público.
-Indicar el nombre de las personas calificadas para operar los equipos de la instalación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *