18 abril, 2024

Crece la polémica por el aumento de los juicios laborales.

Durante este ultimo tiempo en lo que va del 2017 ha habido un incremento en lo que respecta a los juicios laborales en un 24,3 por ciento anual según un informe difundido por la UART (Unión de Aseguradoras de trabajo), y esto se le adjudica en gran parte al fracaso del sistema de las ART, las cuales son empresas privadas encargadas de conformar un plan de acción en las empresas con medidas correctivas para reducir los riesgos de trabajos, como también asesorar a los empleados en las medidas de prevención y para reparar los daños en caso de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales.

Se entiende que la base de la ley de riesgos de trabajo es un derecho legitimo, pero otra cuestión es el mal uso del sistema legal para beneficiar a unos pocos y perjudicar a muchos ya que en algunos casos estos litigios puede significar el cierre del emprendimiento. Las estadísticas de accidentes y muertes en el trabajo muestran bajas significativas. Pero cada año son más los juicios laborales que se inician en el país.

Por este potencial aumento y para dar mas certidumbre al funcionamiento del sistema, se sanciono la nueva ley de riesgos del trabajo 27.348, que entro en vigencia el 5 de marzo del año en curso y habría provocado una leve desaceleracion en el crecimiento de las demandas. La norma incorpora la necesidad de pasar por una Comisión Medica Jurisdiccional con patrocinio letrado gratuito que constituye instancia administrativa previa, obligatoria y excluyente antes de acceder a la justicia para el inicio de cualquier demanda contra el sistema en reclamo por algún accidente o enfermedad laboral.

Con esta reforma se busca que la vía administrativa y la vía judicial tomen los mismos parámetros a fin de evaluar un daño, ya que se considera que la unificación de criterios es clave a los efectos de bajar la conflictividad o litigiosidad.

Pero sólo en la Ciudad de Buenos Aires existe una aplicación plena de la ley, pero como las ART son notificadas de las demandas entre 2, 3 y hasta 4 meses después de que ingresan, esto implica que los juicios que ahora se les están notificando incluyen todavía demandas ingresadas a la justicia antes de la vigencia de la ley.

Ahora, se espera que cada una de las provincias adhiera a la Ley Nacional, hasta ahora sólo lo hizo Córdoba, la primer provincia en sumar su adhesión a la ley, en cuanto a la provincia de Buenos Aires la iniciativa ya tiene media sanción de la Cámara de  Diputados del distrito.
En tanto, para los próximos meses se prevé que también las provincias de Mendoza y Santa Fe adhieran a la normativa que pretende reducir la litigiosidad contra el régimen de riesgos del trabajo. En CABA por no tener justicia laboral propia aún, las modificaciones tienen absoluta vigencia.

En base a todo esto lo que se puede sacar como conclusión es que si bien es cierto que hay un aprovechamiento de los juicios laborales para poder conseguir algún beneficio parte del trabajar, también debemos tener en cuenta que el sistema de las aseguradoras de trabajo debe mejorar, no solo para evitar estos litigios sino sobretodo para poder darle la seguridad que corresponde a los empleados ya que es el primer derecho que uno como empleado debe tener.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *