16 junio, 2024

Es la enfermedad y los síntomas que resultan de la exposición excesiva a la radiación (ionizante)

Dependiendo la exposición que  la persona está expuesta o como se lo absorbe es la gravedad.

La exposición puede producirse de forma externa o interna. En la externa, pueden contaminarse la ropa o la piel de forma que cierta cantidad de material con contenido radiactivo se adhiera a ellos y de forma interna se puede producir por la ingestión, absorción, inhalación, o inyección de sustancias radiactivas.

Existen dos tipos básicos de radiación: ionizante y no ionizante.

  • La radiación no ionizante viene en forma de luz, ondas de radio, microondas y radar. Este tipo de radiación por lo general no produce daño a los tejidos.
  • La radiación ionizante es la que produce efectos químicos inmediatos en los tejidos humanos y es emitida por los rayos X, los rayos gamma y el bombardeo de partículas (haces de neutrones, electrones, protones, mesones y otros). Este tipo de radiación se puede utilizar para exámenes y tratamientos médicos, propósitos industriales y de manufactura, armamento y desarrollo de armas, entre otros.

 

Cantidad expuesta a la radiación
Las radiaciones brutales, como las provocadas por la bomba atómica pueden generar enfermedades durante décadas.
El cáncer de tiroides fue frecuente entre las personas que fueron expuestas a la radiación tras el accidente de Chernóbil, en Ucrania en 1986.
Los efectos biológicos varían también según la naturaleza de las radiaciones y los órganos alcanzados (ovarios o testículos son considerados 20 veces más sensibles que la piel) para el cáncer, o según su vía de absorción (oral)

La exposición a la radiación se puede presentar como alta y única (aguda) o en una serie de pequeñas exposiciones esparcidas en el tiempo (cronica). La exposición puede ser accidental o intencional, como en la radioterapia.

Generalmente se asocia con la exposición aguda y se presenta con un conjunto de síntomas muy característicos que aparecen de forma ordenada. La exposición crónica suele asociarse a problemas de salud que aparecen más tarde, como el cáncer o el envejecimiento prematuro, que pueden suceder en un período largo de tiempo.

El riesgo de cáncer depende de la dosis y comienza a acumularse incluso si las dosis son muy bajas.

Enfermedad por radiación aguda

Dependen del tipo y cantidad de radiación, la duración de la exposición y la parte del cuerpo que estuvo expuesta. Los síntomas de esta enfermedad pueden ocurrir inmediatamente después de la exposición, o durante los siguientes días, semanas o meses. La médula ósea y el tubo digestivo son especialmente sensibles a una lesión por radiación. Los niños y los bebés que aún están en el útero son más propensos a que la radiación les cause lesiones graves.

Debido a que es difícil determinar la cantidad de exposición a radiación a causa de accidentes nucleares, las mejores señales de la gravedad de la exposición son: el tiempo transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas, la gravedad de dichos síntomas y de los cambios en los glóbulos blancos. Si una persona vomita en menos de una hora después de haber estado expuesta, eso generalmente significa que la dosis de radiación recibida es muy alta y que se puede esperar la muerte.

Los niños que reciben tratamientos con radiación o que han estado accidentalmente expuestos a radiación recibirán tratamiento con base en sus síntomas y en los resultados de los hemogramas. Se necesitan estudios sanguíneos frecuentes que requieren una pequeña punción de una vena a través de la piel para obtener las muestras de sangre.

Síntomas comunes por la exposición:

hemorragia por la nariz, la boca, las encías y Sangré en las heces Hematomas, Confusión,desidratacion, Diarrea, Desmayo, Fatiga, Fiebre, pérdida del cabello, Inflamación de zonas expuestas, enrojecimiento, sensibilidad, hinchazón, Quemaduras de la piel y sangre, Debilidad.

Primeros auxilios

Desafortunadamente realizar los  primeros auxilios a víctimas de radiación puede exponer En peligro a la persona de rescate a la radiación a menos de que usen la protección adecuada. Las víctimas deben ser descontaminadas como parte del proceso de resucitación para que no causen lesiones por radiación a otras personas. Esto puede complicar el proceso de administración de primeros auxilios y de resucitación.

  • Verifique la respiración y el pulso de la persona.
  • Inicie RCP, de ser necesario.
  • Hágale quitar las ropas a la persona y colóquelas en un recipiente sellado. Esto frena la continua contaminación.
  • Lave vigorosamente a la víctima con agua y jabón.
  • Seque a la víctima y envuélvala en una manta suave y seca.
  • Solicite ayuda médica de emergencia o lleve a la persona al centro médico de urgencias más cercano si puede hacerlo sin peligro

 

NOTIFIQUE LA EXPOSICIÓN A LAS AUTORIDADES DE EMERGENCIAS

  • Si los síntomas aparecen durante o después de tratamientos médicos con radiación:
  • Coméntele a su proveedor de atención médica o busque tratamiento médico.
  • Trate con cuidado las zonas afectadas.
  • Trate los síntomas o enfermedades siguiendo las instrucciones del proveedor de atención médica.

No se debe

  • NO permanezca en el área donde ocurrió la exposición.
  • NO aplique ungüentos en áreas quemadas.
  • NO permanezca con la misma ropa contaminada.
  • NO dude en buscar tratamiento médico urgente

 

Prevención:

  • Evite la exposición innecesaria a la radiación.
  • Las personas que trabajan en zonas de peligro de radiación deben usar distintivos para medir su nivel de exposición.
  • Se deben colocar siempre «escudos protectores» sobre las partes del cuerpo que no se estén tratando o estudiando durante radioterapia o exámenes de imágenes radiológicas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *