28 mayo, 2024

En el área de la construcción existe una gran variedad de riesgos de accidente y esto se debe entre otras cosas a: La alta rotación de personal y de pequeñas empresas (contratistas o subcontratistas), lo cual genera un “período de adaptación” en los nuevos trabajadores al ambiente de trabajo y a las condiciones de Seguridad de la Obra en cuestión. Algunos factores de riesgo son la exposición a la intemperie, en prácticamente la totalidad de las obras y por lo tanto a agentes como la radiación solar, lluvias, vientos, etc. El alto riesgo asociado al trabajo en Alturas, como en el caso de construcción de edificaciones, o en sitios confinados, como en el caso de la excavación de zanjas y túneles. La exposición a diversos agentes químicos, presentes en prácticamente todos los materiales utilizados en la Industria de la Construcción (cemento, pinturas, solventes, etc.)

Los riegos, enfermedades y lesiones más frecuentes son:

El riesgo físico. Es el más frecuente de los riesgos que encontramos presentes en una obra. No habrá una construcción en la que este tipo de Riesgo no esté presente, entre sus fuentes se encuentran factores como:

Los atmosféricos (Frío, calor, radiación solar, lluvia, viento). El uso de maquinaria y herramientas pesadas, como los martillos neumáticos, los cuales generan un nivel importante de ruidos y vibraciones que afectarán no sólo a sus operadores sino también al personal de apoyo o cercano al ambiente en donde se realiza el trabajo. El trabajo en altura, bajo el nivel de terreno y en otras situaciones de alto riesgo. La necesidad de requerirse de andamios y escaleras para la ejecución de muchos trabajos involucra un nivel de riesgo físico importante para el trabajador de la construcción.

 

Entre las enfermedades y lesiones asociadas a este Tipo de Riesgo Laboral se pueden destacar como más frecuentes: Torceduras, fracturas y esguinces, causados por caídas y resbalones. Lumbalgias y Tendinitis, entre otras, por la realización de grandes y violentos esfuerzos, movimientos repetitivos y posturas inadecuadas. Fatiga, Insolación o Hipotermia. La exposición a los agentes atmosféricos así como la necesidad de utilizar trajes especiales para el tipo de trabajo, puede conducir a fatiga por calor así como a sofocación. También el trabajo expuesto a los rayos ultravioleta puede generar quemaduras de consideración en la piel.

 

Riesgos Químicos. Es el que tiene como fuente a algunos materiales de potencial riesgo comúnmente utilizados en la construcción (pegamentos, cemento, resinas, pinturas, disolventes, etc.), que si no son manejados adecuadamente representan un nivel importante de riesgo para el ser humano por su composición.

Este tipo de riesgo, tiene la particularidad de generar lesiones de forma directa, a través del contacto con la piel y el material en cuestión, o de forma indirecta, a través de su transmisión por el aire, en forma de gases o humo que es inhalado por el trabajador. También puede ser por absorción por la piel.

El Riesgo Químico está asociado a enfermedades como Bronquitis y Silicosis, que es una enfermedad respiratoria causada en este caso por la inhalación del polvo de sílice (presente en los agregados para el concreto u hormigón). La Dermatitis, especialmente para aquellos trabajadores que están en contacto con el cemento (albañiles) y Trastornos neurológicos, por la inhalación de disolventes presentes en productos como las pinturas y pegamentos.

 

El Riesgo Biológico es de los Tipos de Riesgos Laborales menos tomado en cuenta a los efectos de establecer planes de seguridad en la obra, pues es uno de los riesgos cuyas fuentes son “invisibles”: los microorganismos infecciosos, causantes de enfermedades como la gripe.

Hay que tener en cuenta dada la alta rotación del personal referida anteriormente, que la probabilidad de contraer enfermedades contagiosas es muy alta, por la variedad de procedencias y estilos de vida de las personas que convergen en el sitio de trabajo.

Otra fuente de Riesgo Biológico podría considerarse la picadura de insectos, mordeduras de animales o el contacto con arbustos venenosos, los cuales pueden causar intoxicación, inflamaciones y, dependiendo de las sensibilidad de la persona al veneno, pueden causar reacciones alérgicas graves (Shock Anafiláctico) que podrían conducir a la muerte en casos extremos.

 

Riesgos Psicológicos. Uno de los Tipos de Riesgos Laborales presentes en todo tipo de trabajo es el que está relacionado con las consecuencias de la interrelación entre los empleados, durante una cantidad importante del día. Así como las características del tipo de trabajo a ser realizado; estos factores, en algunas condiciones, pueden conducir a situaciones de estrés y alteraciones de la conducta en algunos trabajadores.

En el ámbito en la construcción, es común que la sobrecarga y la complejidad del trabajo genere un nivel de exigencia tal en el trabajador que, si no es atendido de forma adecuada, puede degenerar en situaciones de estrés que podrían poner en riesgo no sólo el desempeño sino hasta la salud del trabajador.

Ciertamente, parte del proceso de selección del personal para la ejecución de determinado trabajo debe incluir el estudio de la capacidad de éste para su adecuada ejecución, pensando no sólo en el aspecto físico sino también en el aspecto mental (capacidad de trabajar bajo presión, por ejemplo). Esto es algo que muchas veces es obviado en el campo de la construcción, por la alta rotación del personal en las obras, lo cual no justifica en muchos casos la elaboración de pruebas psicológicas para su incorporación al trabajo.

Adicionalmente, ese estilo “nómada” de vida del trabajador de la construcción (hoy en una obra y la semana que viene en otra), puede traducirse en su aislamiento social, al no tener un ambiente de trabajo estable como para el fomento de las necesarias relaciones interpersonales.

Como conclusión podemos decir que en la Construcción tenemos gran variedad de riesgos y que muchas veces no son tomados en cuenta por varios factores. Nosotros como técnicos nos encargaremos de reducir estos riesgos para disminuir las posibilidades de accidentes y enfermedades profesionales. Por eso es indispensable el uso de los elementos de protección personal y disponer de todo el material de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *