16 junio, 2024

Cuando un trabajador está enfermo, la enfermedad que padece puede ser clasificada como enfermedad común o profesional. Será profesional cuando sea una enfermedad contraída a consecuencia del trabajo que se realiza.

Ejemplo:

Luis se moja por la lluvia yendo a trabajar y se constipa. Esa baja no es una enfermedad profesional ya que no se produce por estar trabajando.

 

A Francisco se le descubre un cáncer de laringe causado por el amianto que respira mientras que está trabajando en la fábrica. Esta sí es una enfermedad profesional.

Una enfermedad profesional es la producida por causa del lugar o del tipo de trabajo. Existe un Listado de Enfermedades Profesionales en el cual se identifican cuadros clínicos, exposición y actividades en las que suelen producirse estas enfermedades y también agentes de riesgo (factores presentes en los lugares de trabajo y que pueden afectar al ser humano, como por ejemplo las condiciones de temperatura, humedad, iluminación, ventilación, la presencia de ruidos, sustancias químicas, la carga de trabajo, entre otros).

En el caso de Francisco, el cáncer de laringe por respirar amianto está dentro de la lista legal de enfermedades profesionales.

A su vez también están los accidentes laborales que se definen como un acontecimiento súbito y violento ocurrido por el hecho o en ocasión del trabajo, o en el trayecto entre el domicilio del trabajador y el lugar de trabajo o viceversa (in itinere).

Otro ejemplo es la hernia discal ocurre cuando todo o parte de un disco de la columna es forzado a pasar a través de una parte debilitada del disco. Esto puede ejercer presión sobre los nervios cercanos o la médula espinal.

Las vértebras de la columna están separadas por discos. Estos discos amortiguan la columna vertebral y dejan espacio entre las vértebras. Los discos permiten el movimiento entre las vértebras, lo cual permite a uno agacharse y estirarse.

Con una hernia discal:

  • El disco se puede salir de su lugar (herniarse) o romperse a causa de una lesión o distencion. Cuando esto sucede, puede haber presión sobre los nervios raquídeos. Esto puede llevar a que se presente dolor, entumecimiento o debilidad.
  • La parte baja (región lumbar) de la columna es el área más comúnmente afectada por una hernia de disco. Los discos del cuello (cervicales) están en la segunda área más comúnmente afectada. Los discos de la espalda alta y media (torácicos) rara vez están comprometidos.

Una hernia discal es una causa de radiculopatía. Cualquier enfermedad que afecte las raíces nerviosas de la columna.

Con mayor frecuencia en los hombres de mediana edad y de edad avanzada, generalmente después de una actividad extenuante. Otros factores de riesgo pueden incluir:

  • Levantar objetos pesados
  • Tener sobrepeso
  • Doblar o torcer repetitivamente la espalda baja
  • Sentarse o quedarse parado en la misma posición por muchas horas
  • Tener un estilo de vida sedentario
  • Tabaquismo

El dolor ocurre con mayor frecuencia en un lado del cuerpo. Los síntomas varían dependiendo del sitio de la lesión y pueden incluir lo siguiente:

  • Con una hernia de disco en la región lumbar, usted puede tener dolor punzante en una parte de la pierna, la cadera o los glúteos, y entumecimiento en otras partes. Se puede experimentar dolor o entumecimiento en la parte posterior de la pantorrilla o la planta del pie. La misma pierna también puede sentirse débil.
  • Con una hernia de disco en su cuello, usted puede tener dolor al mover el cuello, dolor profundo cerca o por encima del omóplato o dolor que se irradia al brazo, al antebrazo y a los dedos de la mano. También se puede presentar entumecimiento a lo largo del hombro, el codo, el antebrazo y los dedos de la mano.

Con frecuencia, el dolor empieza lentamente. Puede empeorar:

  • Después de estar de pie o estar sentado
  • Por la noche
  • Al estornudar, toser o reírse
  • Al doblarse hacia atrás o caminar más de unos cuantos metros.

También puede tener debilidad en ciertos músculos. Algunas veces, no puede notarse hasta que el medico lo examina. En otros casos, se notará que hay dificultad para levantar la pierna o brazo, pararse en los dedos del pie en un lado, apretar fuertemente con una de sus manos u otros problemas. Puede perderse el control de la vejiga.

El dolor, el entumecimiento o la debilidad con frecuencia desaparecen o mejoran mucho durante un período de semanas a meses.

Un examen físico cuidadoso y la historia clínica casi siempre es el primer paso. Según dónde tenga los síntomas, el medico examina el cuello, el hombro, los brazos y las manos o la región lumbar, las caderas, las piernas y los pies.

  • En busca de entumecimiento o pérdida de la sensibilidad
  • Reflejos musculares, que pueden estar más lentos o ausentes
  • Fuerza muscular, que puede ser más débil
  • Postura o la forma de la curvatura de la columna

Los exámenes que puedes solicitarle son: Electromiograma (EMG), Mielograma, Resonancia Magnetica o una tomagrafia computarizada de la columna vertebral o una radiografia.

El primer tratamiento para una hernia discal es un período corto de reposo con analgésicos. Esto seguido de fisioterapia. La mayoría de las personas que sigan estos tratamientos se recuperarán y vuelve a sus actividades normales. Algunas necesitarán recibir tratamiento adicional, que puede incluir inyecciones de esteroides o cirugía.

Debido a que Pueden pasar desde varios meses hasta un año o más para poder reanudar todas las actividades sin tener dolor o tensionar su espalda. Es posible que las personas que se desempeñan en trabajos que implican levantar objetos pesados o hacer esfuerzos con la espalda necesiten cambiar sus actividades laborales para evitar lesionarse la espalda de nuevo.

Por este motivo es un avance en la prevención y cuidado del trabajador que actualmente sea una enfermedad reconocida como una posible enfermedad profesional legalmente avalado en el Decreto 49/2014.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *