19 junio, 2024

Juan es un joven de 25 años que reside actualmente en el barrio de Devoto en Capital Federal, Buenos Aires.  Desde hace un tiempo, él tiene ánimos de emprender un negocio en el que básicamente se elaboren y se comercialicen alimentos al público en general.

Al decidir comenzar con su negocio evalúa la posibilidad de crear una sociedad anónima unipersonal (S.A.U), para poder desarrollar su actividad comercial siendo una persona jurídica y si en un futuro llegase a tener algún inconveniente y surja una situación que genere una deuda la garantía del acreedor solo sea el patrimonio de la sociedad y no su patrimonio personal el que se vea afectado. Pero luego, analizando su situación económica nota que no cuenta con el capital suficiente para comenzar dicho emprendimiento y no llega a cumplir todos los requisitos para crear la sociedad anónima unipersonal.

Trata de buscar alguna solución para seguir llevando a cabo el plan de crear su casa de comidas. Luego de dialogar con su hermano Pedro llegan a un acuerdo, acumular el capital de ambos, para así poder crear una sociedad en la que ambos participen en las ganancias y las pérdidas del emprendimiento. Pero al ser dos personas deben buscar algún otro tipo de sociedad que sea beneficiosa para ambos, deciden constituir una sociedad de responsabilidad limitada (S.R.L).

Luego ambos socios realizan un aporte dinerario de $50.000 cada uno, pero además Pedro aporta  en especies a la sociedad un inmueble de su propiedad valuado en $1.500.000 en el cual se desarrollará la actividad comercial. Una vez constituido el capital social de la sociedad (el cual es de $1.600.000), se debe integrar como mínimo el 25% del capital suscripto (capital social) ya que la ley da un plazo de 2 años para terminar de integrar el 75% del capital restante, los socios deciden integrar un total de $400.000 y restaran $120.000 para integrar antes del plazo mencionado anteriormente.

Para llevar a cabo la creación de la SRL, se realiza la firma del contrato social el cual, en este caso, es un instrumento privado en el que un escribano certifica la firma.

Una vez constituida la sociedad se inscribe en el registro público de comercio, al estar ubicados en la zona de CABA le corresponde realizar la inscripción en el IGJ (Inspección General de Justicia). El domicilio social será en la jurisdicción de Villa Devoto y su sede social en la calle Allende al 1586.

Además la sociedad debe tener una publicidad, se publicará un edicto en el boletín oficial por 1 día. Luego los socios deciden bautizar a la sociedad con el nombre de “Los Hermanos SRL” y ya está lista legalmente para poder ejercer su actividad comercial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *