25 mayo, 2024

Introducción

 

La planificación de medios es la puesta en marcha de diferentes estrategias y tácticas para difundir un mensaje publicitario a través de los medios de comunicación que tengamos disponibles con un presupuesto limitado. Estas estrategias conllevan un conocimiento absoluto del cliente, anunciante, sus productos, precios, estrategias de marketing y ventas, así como de sus competidores. Intentando anticiparnos a la competencia siempre a través de los medios.

 

En el proceso, el planificador de medios necesita responder preguntas como:

  • ¿Cuánta audiencia podrá ser alcanzada a través de varios medios?
  • ¿En qué medio deben colocarse los anuncios?
  • ¿Con qué frecuencia deben ser colocados los anuncios?
  • ¿Cuánto dinero se debe gastar en cada medio?

Eligiendo cuál medio o tipo de publicidad a usar puede ser especialmente competitiva para firmas pequeñas con presupuestos limitados y conocimiento. La televisión de un gran mercado y los periódicos son a menudo demasiado caros para una empresa que da servicio en un área pequeña (aunque los periódicos locales pueden ser usados). Las revistas, al no ser locales, usualmente cubren mucho territorio para ser rentables a una empresa pequeña.

Entendemos como Medios:

Convencionales: televisión, radio, cine, prensa, revistas, suplementos.

Digitales: on- line, redes sociales, buscadores, blogs.

Especiales: acciones de street marketing, stands, buzoneo, entre otras.

 

Desarrollo de una planificación de medios

El propósito fundamental de un plan de medios es determinar la mejor forma de transmitir un mensaje a la audiencia objetivo. Un plan de medios, establece un proceso sistemático que sincroniza todos los elementos que contribuyen con el fin de lograr este objetivo específico.

La planificación de medios se divide en cuatro etapas; análisis de mercado, establecimiento de los objetivos de medios, desarrollo e implementación, evaluación, y seguimiento.

Un planificador de medios tiene que formar parte del anunciante.

Un planificador observa constantemente lo que hace la competencia de su cliente, busca nuevas posibilidades para transmitir su mensaje, a veces inventa canales, se ilusiona con los resultados.

Cuanta más información podamos conseguir de nuestro cliente, más útil y eficiente será nuestra tarea.

En conclusión una estrategia de medios no son anuncios lanzados al azar, es el producto de un trabajo riguroso y meticuloso, fundamentado en el conocimiento de la conducta del consumidor, las características de cada medio, así como la imaginación para valerse en forma particularmente dedicada a los medios no convencionales y no institucionales, conocidos como medios “beyond the line” es decir medios no masivos y con un alto nivel de control, en cuanto a su alcance y direccionalidad.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *