21 junio, 2024

Primero que nada, ¿de dónde surge esta palabra y cuál es su significado? “paritarias” proviene del latín y deriva de la palabra “paritarius” que significa “relativo a las partes”, la aplicación más habitual de esta definición la encontramos en los organismos cuyos integrantes representan al sector de empleadores y a los sindicatos.
Usualmente escuchamos a hablar de las paritarias a principio del año y esto es porque todos los años se estipula un nuevo índice de inflación. Prestamos atención a como se desarrolla la negociación y a los resultados de esta, y ver si los sueldos aumentan para enfrentar la suba de los precios de los bienes y servicios que nos afecta día a día. En el sector de la educación pública, ya está naturalizado que en todos los años hayan reuniones y desacuerdos con respecto a este tema, otro ejemplo es en el sector de los empleados de comercio. Específicamente, las paritarias se convocan por sector económico cada una cierta cantidad de tiempo, con el objetivo de que las relaciones entre los trabajadores y las empresas y/o instituciones sean acordes al contexto actual. Como podemos ver, la convocatoria a las paritarias y todas sus respectivas negociaciones son la consecuencia del fenómeno de la inflación, entonces, ¿si no hubiese inflación serían necesarias las negociaciones de las paritarias? todo nos lleva a pensar que obviamente no, ya que en una sociedad donde perdura el equilibrio entre la producción y la demanda y donde la moneda no se devalúa con el transcurso de los años no sería necesaria una negociación de estas características.
Quizás sería importante preguntarnos también si de verdad el proceso de las paritarias llegan como una solución a los fenómenos económicos que vivimos en nuestro país, y es que verdaderamente por momentos se llega a una cierta estabilidad, donde creemos que podemos tener un mayor poder adquisitivo y donde los precios de los bienes y servicios se acercan más a nuestro salario, pero no es más que seguir alargando un proceso de toma de decisiones que es consecuencia del fenómeno de la inflación. De todas maneras creo que es importante que se lleven a cabo, ya que podemos acceder a una cantidad un poco más elevada de los bienes y servicios que antes de eso nos limitaba un poco más su adquisición. Pero hay casos como los bienes que son por ejemplo, las propiedades, que resultan extremadamente difíciles de adquirir en tiempos como los que corren ahora. Seria de suma importancia trabajar arduamente en reducir la inflación a través de políticas económicas que se lleven a cabo.

La inflación y su relación con el desempleo.

En el año 1958, un reconocido economista llamado William Phillips publicó un artículo titulado «La relación entre el desempleo y la tasa de variación de los salarios monetarios en el Reino Unido, 1861-1957», en el que establecía que durante el periodo estudiado, se había producido una correlación negativa entre la tasa de desempleo y la variación de los salarios en la economía británica. Después de encontrar patrones similares en otros países, en 1960, Paul Samuelson y Robert Solow (ambos, economistas estadounidenses) asumieron el trabajo de Phillips e hicieron explícito el vínculo entre la inflación y el desempleo, de manera que cuando el desempleo era bajo, la inflación tendía a ser alta y al contrario que en los periodos en que el desempleo era alto, la inflación tendía a ser baja.
Phillips relaciona la inflación con el desempleo y sugiere que una política dirigida a la estabilidad de precios promueve el desempleo. Por tanto, cierto nivel de inflación es necesario a fin de minimizar éste.1

La argentina hoy en día es uno de los pocos países en el mundo que tiene inflación,  y esto hace que se genera una gran inestabilidad económica. El punto importante de esta nota es informar un poco al respecto sobre este fenómeno, y que es el factor desencadenante de procesos como las paritarias, la devaluación de nuestra propia moneda y del dólar y el desequilibrio entre la oferta y la demanda.

1 Curva de Phillips: https://es.wikipedia.org/wiki/Curva_de_Phillips#cite_note-6.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *