14 julio, 2024

En la actualidad existen diversos modos de acoso laboral,  se puede diferenciar el que es ejercido por un jefe o un superior (abuso de poder, humillación, insultos, comportamientos violentos y hasta incluso el abuso sexual), como así también el que se ejerce entre pares.

Podría decirse que uno de los factores que desencadenan los conflictos es la jerarquización que se da al interior de la organización, es decir, está compuesta por empleados y por superiores/jefes que, por lo general sólo dan órdenes y tienen en cuenta las relaciones humanas que podrían presentarse. En este sentido se puede hacer mención a la presión laboral (en términos negativos) que ejercen muchos jefes sobre sus empleados, prácticamente obligándolos a que todo salga bien; provocando tensión en el lugar de trabajo y propiciando malos tratos por ambas partes (por ejemplo: el mal humor, las malas contestaciones). Además, se podría agregar como un factor negativo la sobrecarga laboral que muchas organizaciones aplican sobre sus empleados no respetando los derechos laborales en torno a los descansos necesarios en la jornada laboral. Estos aspectos podrían desarrollar falta de motivación y el desánimo por parte de los trabajadores, si lo único que la cúpula jerárquica señala son los aspectos negativos.

Como futura Lic. en Recursos Humanos, me parece importante destacar  que para mejorar/ evitar/ prevenir el acoso laboral sería conveniente propiciar/favorecer la comunicación al interior de la organización.  Se puede agregar que las empresas deberían estar al tanto de todos los conflictos que puedan traer consecuencias para la empresa y por este motivo se deberían abrir más fuentes de comunicación para mantener buenas relaciones, donde cada uno pueda expresar sus puntos de vista, sus inquietudes cuando algo no va bien o cuando le parece que lo que está sucediendo no es lo correcto, o en caso de necesitar un asesoramiento para encontrar una solución a los diferentes conflictos que puedan surgir. Esto podría ayudar a que los empleados no se sientan solos o insignificantes dentro del entramado social del mundo laboral y a que puedan ir adquiriendo mayor confianza.

En concordancia con todo lo expresado anteriormente, sostengo que las empresas deben tener y cumplir con la obligación de brindar el mayor bienestar social, económico, psicológico y de salud. Ésto presentaría un doble beneficio: por un lado, para la empresa; dado que está demostrado que cuanto mejores son las condiciones laborales, mejores son las relaciones interpersonales al interior de la empresa (tanto entre los empleados, como entre los empleados y los jefes) y mayor es la producción (y por ende, su ganancia). Por otro lado, nos encontramos con que los empleados pueden llegar a generar un sentimiento de pertenencia, propiciando la confianza con los empleadores y el sector de recursos humanos y al tener mayores beneficios y reconocimiento de los logros poder desarrollar mayor motivación a la hora de trabajar. En conclusión, sostengo que para disminuir el acoso laboral habría que garantizar el conjunto de los derechos laborales que establecen un piso de bienestar para los empleados.

Referencias- texto elegido: https://www.theguardian.com/careers/2017/mar/29/bullying-at-work-your-legal-rights

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *