21 junio, 2024

ANALISIS PUESTO DE TRABAJO: MECANICO. En la siguiente investigación, de acuerdo a lo visto en clase, tomaremos un puesto de trabajo y analizaremos las mejoras que se han dado a través del tiempo para el mejor desarrollo del mismo. Señalaremos las pautas que se fueron implementando, hasta el día de hoy para llevar a cabo esa mejora. Hoy en día rigen una serie de reglamentaciones que son reguladas periódicamente, con el fin de garantizar lo mejor para el trabajador que realiza las tareas. AMBIENTE DE TRABAJO: En primer lugar, podemos decir que, como lugares de trabajo que son, los talleres mecánicos deben mantenerse en unas condiciones de orden y limpieza apropiadas y cumplir las prescripciones sobre temperatura, humedad, ventilación, iluminación y ruido establecidas. El orden y la limpieza deben ser consustanciales con el trabajo. A continuación presentamos unas directrices específicas para el tipo de local que nos ocupa, en este caso los talleres mecánicos. 1-Mantener limpio el puesto de trabajo, evitando que se acumule suciedad, polvo o restos metálicos, especialmente en los alrededores de las máquinas con órganos móviles. Asimismo, los suelos deben permanecer limpios y libres de vertidos para evitar resbalones. 2- Recoger, limpiar y guardar en las zonas de almacenamiento las herramientas y útiles de trabajo, una vez que finaliza su uso. 3- Limpiar y conservar correctamente las máquinas y equipos de trabajo, de acuerdo con los programas de mantenimiento establecidos. 4- Reparar las herramientas averiadas o informar de la avería al supervisor correspondiente, evitando realizar pruebas si no se dispone de la autorización correspondiente. 5- No sobrecargar las estanterías, recipientes y zonas de almacenamiento. 6- No dejar objetos tirados por el suelo y evitar que se derramen líquidos. 7- Colocar siempre los desechos y la basura en contenedores y recipientes adecuados. 8- Disponer los manuales de instrucciones y los utensilios generales en un lugar del puesto de trabajo que resulte fácilmente accesible, que se pueda utilizar sin llegar a saturarlo y sin que queden ocultas las herramientas de uso habitual. 9- Mantener siempre limpias, libres de obstáculos y debidamente señalizadas las escaleras y zonas de paso. 10- No bloquear los extintores, mangueras y elementos de lucha contra incendios en general, con cajas o mobiliario. La exposición de los trabajadores a las condiciones ambientales de los talleres mecánicos no debe suponer un riesgo para su seguridad y salud, ni debe ser una fuente de incomodidad o molestia, evitando: A– Humedad y temperaturas extremas. B– Cambios bruscos de temperatura. C- Corrientes de aire molestas. D– Olores desagradables. ILUMINACION: La iluminación de los talleres mecánicos debe adaptarse a las características de la actividad que se realiza en ellos, teniendo en cuenta: 1- Los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, dependientes de las condiciones de visibilidad. 2- Las exigencias visuales de las tareas desarrolladas. Los distintos tipos de iluminación se utilizarán según las circunstancias, es decir, Siempre que sea posible, los talleres mecánicos deben tener preferentemente iluminación natural. 3- La iluminación artificial debe complementar la natural. 4- La iluminación localizada se utilizará en zonas concretas que requieran niveles elevados de iluminación. 5- niveles mínimos deben duplicarse cuando: A- Existan riesgos apreciables de caídas, choques u otros accidentes en los locales de uso general y en las vías de circulación. B- Ante la posibilidad de errores de apreciación visual, se generen peligros para el trabajador que ejecuta las tareas o para terceros. C- Sea muy débil el contraste de luminancias o de color entre el objeto a visualizar y el fondo sobre el que se encuentra. La distribución de los niveles de iluminación debe ser uniforme, evitando variaciones bruscas de luminancia dentro de la zona de trabajo y entre ésta y sus alrededores. Asimismo, hay que evitar los deslumbramientos. RUIDOS: Los niveles de ruido en los talleres deben cumplir lo establecido, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido. Esto establece que, los riesgos derivados de la exposición al ruido deben eliminarse en su origen o reducirse al nivel más bajo posible, teniendo en cuenta los avances técnicos. La reducción de los riesgos tendrá en consideración: 1- Otros métodos de trabajo que comporten menor exposición a ruido 2- La elección de equipos de trabajo que generen el menor nivel de ruido posible 3- La concepción y disposición de los lugares y puestos de trabajo 4- La información y formación adecuadas, para enseñar a los trabajadores a utilizar correctamente los equipos de trabajo con vistas a reducir su exposición al ruido 5- La reducción técnica del ruido, mediante cerramientos, recubrimientos y pantallas de material acústicamente absorbente o por medio de amortiguamiento y aislamiento que eviten el ruido transmitido por cuerpos sólidos 6- Programas apropiados de mantenimiento de los equipos, lugares y puestos de trabajo 7- La organización del trabajo limitando la duración e intensidad de la exposición y ordenando adecuadamente el trabajo. SEÑALES DE OBLIGACION: Protección obligatoria de la vista: Se utilizará siempre y cuando exista riesgo de proyección de partículas a los ojos, en operaciones con esmeriladoras, radiales, etc.  Protección obligatoria del oído. Esta señal se colocará en aquellas áreas de trabajo donde se lleguen a superar los 85 dB(A) de nivel de ruido equivalente o los 137 dB(C) de pico, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 7 del Real Decreto 286/2006 Protección obligatoria de los pies. De uso en aquellos casos en que exista riesgo de caída de objetos pesados, susceptibles de provocar lesiones de mayor o menor consideración en los pies y sea necesaria la utilización de calzado de seguridad. Protección obligatoria de las manos. Esta señal debe exhibirse en aquellos lugares de trabajo donde se realicen operaciones que comporten riesgos de lesiones en las manos (cortes, dermatitis de contacto, etc.) y no se requiera una gran sensibilidad táctil para su desarrollo.  Protección obligatoria de la cabeza: A utilizar siempre que exista riesgo de golpes en la cabeza o caídas de objetos desde una posición elevada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *