20 junio, 2024

Antes que nada debemos dejar en claro un concepto básico, se entiende por expresión una representación, con palabras o con otros signos externos, de un pensamiento, una idea, un sentimiento; Para un negocio es fundamental la buena expresión verbal, lo cual se refiere a un buen vocablo al entablar una conversación entre otros, pero para poder llegar a este punto primero se debe tener una base:

Desde pequeños tenemos la oportunidad de desarrollar la capacidad para comunicarse con los demás y de interactuar con las personas de su entorno. A través de él expresan sus necesidades, intereses, estados emocionales, etc. Desde la emisión de la primera palabra, la expresión oral se desarrolla velozmente, lo que permite que alrededor de los cuatro años de edad las niñas y los niños puedan expresar sus pensamientos a fin de ser comprendidos por todos. Sin embargo, muchos niños y niñas tienen un lenguaje reducido por falta de estimulación. Esta situación va a afectar los aprendizajes futuros de lectura y escritura. Para prevenir problemas, en este sentido, es importante programar muchas y variadas experiencias que den oportunidades de hablar a todos y a todas;  El desarrollo de la expresión oral considera tres componentes:  semántica, fonética y sintaxis.                                                                                                        La semántica, está relacionada con el significado de las palabras e implica el desarrollo de la clasificación de las palabras en categorías que le permite, después, utilizarlas adecuadamente. La fonética, es el desarrollo fonológico es la capacidad de discriminar los fonemas que forman parte de nuestro lenguaje. La sintaxis, el desarrollo de la sintaxis es la emisión de las palabras en un orden establecido. En este contexto, la gramática establece las leyes de acuerdo a las cuales hay que combinar las palabras en una oración. Los niños y las niñas van identificando las reglas gramaticales en el lenguaje que escuchan y tratan de expresarse de acuerdo con ellas.

Es más rápida, directa, ágil y espontánea. Existe retroalimentación inmediata. Proporciona mayor cantidad de información en menos tiempo. Permite un contacto más personal. Permite aclarar dudas y preguntas.

Por otra parte tenemos la comunicación no verbal, la cual es cuando hablamos con alguien y sólo una pequeña parte de la información que obtenemos de esa persona procede de sus palabras. Lo demás lo obtenemos en gestos, apariencia, postura, mirada y expresión.

Características de la comunicación no verbal :

  • Mantiene una relación con la comunicación verbal, pues suelen emplearse juntas.
  • En muchas ocasiones actúa como reguladora del proceso de comunicación, contribuyendo a ampliar o reducir el significado del mensaje.
  • Los sistemas de comunicación no verbal varían según las culturas.
  • Generalmente, cumple mayor número de funciones que el verbal, pues lo acompaña, completa, modifica o sustituye en ocasiones.

Mucha gente puede pensar que en una negociación con éxito las partes que intervienen deben dominar a la perfección las habilidades lingüísticas de la negociación, y hasta cierto punto, tienen razón. Sin embargo muchos negociadores  no prestan atención a la comunicación no verbal y pasan por alto que la mayoría de los mensajes no verbales se lanzan involuntariamente.

Debemos pues tener muy presente la importancia de aprender el lenguaje no verbal en la negociación porque puede mejorar notablemente nuestra vida de muchas maneras. Con paciencia, persistencia y práctica podemos utilizar patrones de comportamiento no verbal para detectar más fácilmente la verdad y la mentira, proyectar una mayor confianza, transmitir una imagen más consolidada, persuadir, influir y vender mejor, conseguir que la gente se encuentre a gusto ante nosotros, hacer amigos. Y es especialmente importante en los acuerdos comerciales. Si sólo somos conscientes del mensaje verbal en un acuerdo, es probable que nos perdamos la mayor parte de la comunicación general. Ser consciente de los dos mensajes, verbales y no verbales nos dará una ventaja importante, ejemplo: Distancia entre personas durante una conversación, la imagen y el contacto físico, contacto visual, la expresión facial, gestos, la postura, los movimientos involuntarios de las manos pueden ser especialmente reveladores. La gente a menudo se toca la nariz, la barbilla, la oreja, el brazo o la ropa cuando están nerviosos. Respecto al uso de las piernas, cuando a la gente se la pregunta por qué cruzan las piernas, la mayoría dicen que lo hacen por comodidad. Aunque sea verdad, esta información es parcialmente correcta. Cruzar las piernas durante mucho tiempo es una posición muy incómoda. El estudio de lo que las personas en una reunión con fines comerciales se están diciendo es fundamental para lograr un buen resultado.

Lo que nos cuentan estos investigadores es que los buenos negociadores saben cómo utilizar el lenguaje corporal a su favor y también saben leer el código no verbal de los demás para llevárselos a su terreno. Brazos cruzados, cejas levantadas, mirada errática – todo significa algo. Si prestamos atención nos sorprenderemos de lo que podemos aprender acerca de lo que realmente está pasando en la negociación independientemente de lo que se dice con palabras.

Si trasladamos toda esta información al ámbito de un negocio tendremos en cuenta el dominio de la voz aporta gran cantidad de información sobre el mensaje que se está transmitiendo. La entonación, la intensidad, las pausas, etc., son elementos fundamentales que influyen en la notoriedad y comprensión final del mensaje. Cuidar de la dicción también es muy importante. El interlocutor no puede esforzarse para entender lo que estás diciendo. Las palabras tienen que salir de forma clara y natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *