22 junio, 2024

Este importante experto en el tema de estrategia nos da herramientas para desarrollar competencias, entender la dinámica que influye en la industria, y la posición estratégica para mejorar la empresa en el mercado. Toda esta información esta vertida en sus libros y diversas conferencias.
Se ha notado un cambio de dirección en el pensamiento de este principal experto en estrategia, Michael Porter, al preguntarse porque los buenos gerentes producen malas estrategias, confiesa que en sus comienzos él pensaba que los errores se debían a factores externos como las tendencias del consumidor o los cambios tecnológicos.

Porter en 1979 desarrollo un modelo el cual sigue vigente y se complementa con las nuevas ideas que ahora comparte este investigador. El Modelo Análisis de las Cinco Fuerzas de Porter, en este se describen las cinco fuerzas que influyen en la estrategia competitiva de una empresa y que determinan las consecuencias de rentabilidad a largo plazo de un mercado. El poder colectivo de las cinco fuerzas determina la capacidad de beneficio de un sector. Este puede ser intenso en algunos sectores donde la rentabilidad que la empresa reciba sobre la inversión no sea muy grande y suave en otros sectores donde existen rentabilidades elevadas. El fin de la estrategia de una empresa es encontrar un posicionamiento contra estas fuerzas o cambiarlas a su favor.
Las primeras cuatro fuerzas se combinan con otras variables para crear una quinta fuerza: el nivel de competencia en un mercado.

Las cinco fuerzas que guían la competencia:

  • Amenazas de entrada de nuevos competidores.
  • Poder de negociación de los proveedores.
  • Poder de negociación de los compradores.
  • Amenaza de de ingreso de productos sustitutos.
  • Rivalidad entre los competidores.

El Modelo Análisis de las Cinco Fuerzas de Porter es útil cuando:
• Se desea desarrollar una ventaja competitiva respecto a los rivales.
• Se desea entender mejor la dinámica que influye en la industria y/o cual es la posición de ella.
• Se analiza la posición estratégica y se buscan iniciativas que sirvan para mejorarla.
Como parte de esta metodología de análisis, Porter identifica seis barreras de entrada que pueden usarse para crear una ventaja competitiva.
1. Economías de escala: Implican dificultar a un nuevo competidor entrar al mercado, debido a que los altos volúmenes de producción de quien domina el mercado permiten reducir costos.
2. Diferenciación del producto: Asume que si la empresa diferencia y posiciona fuertemente su producto, la empresa entrante debe hacer cuantiosas inversiones para re posicionar a su rival.
3. Inversiones de capital: Considera que si la empresa tiene fuertes recursos financieros, tendrá una mejor posición competitiva frente a competidores más pequeños.
4. Desventaja en costos, independientemente de la escala: Se da cuando empresas establecidas en el mercado tienen ventajas en el mercado que no pueden ser emuladas por competidores potenciales.
5. Acceso a los canales de distribución: En la medida que los canales de distribución estén bien atendidos por las firmas establecidas, los nuevos competidores deben convencer a los distribuidores que acepten sus productos mediante reducción de precios y aumento de márgenes de utilidad.
6. Política gubernamental: limita o hasta impide la entrada de nuevos competidores, expidiendo leyes normas y requisitos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *