25 mayo, 2024

La mina Veladero que se encuentra en San Juan tuvo un accidente; explotó y provocó un derrame de cianuro. Todo esto ocurrió el jueves 8 de septiembre del año 2016.

Las autoridades habían declarado que 18 meses antes del derrame habían cambiado los tubos. «El día 8 de septiembre reportamos a las autoridades correspondientes un incidente dentro del valle de lixiviación producto del desacople de una cañería corrugada de 18 pulgadas con solución de proceso», admitió Barrick Gold en un comunicado.

El juez que está a cargo de este accidente es Pablo Ortja, el cual declaró “si ellos hubieran cambiado los tubos como estaba ordenado, el desacoplamiento no hubiera ocurrido”, le dijo a Reuters el día después de la reunión que tuvieron en Argentina con la policía de Veladero.

Además, la empresa declaró que «con las investigaciones preliminares, el desacople se habría producido por el impacto de un trozo de hielo». La minera también aseguro que no hubo contacto del cianuro con ningún curso de agua, ni un desvío y que por como se dieron los accidentes no hubo amenazas para la salud de los trabajadores, las comunidades o el medio ambiente”.

«Después del incidente se han intensificado todos los monitoreos ambientales de agua superficial y subterránea en la zona, no habiéndose detectado ningún tipo de anomalías. De hecho, desde entonces Veladero continuó operando normalmente», completó la compañía.

Barrick estableció medidas regulatorias para poder cumplir todas las reglamentaciones que dispuso la autoridad de San Juan.  La sanción que dió el gobernador de San Juan fueron restricciones para poder operar en Veladero, además de suspender el proceso de la búsqueda de oro, y dió el ultimátum para revisar la seguridad y operaciones del medio ambiente.

«Resolví que se constituya inmediatamente en el lugar el Ministro de Minería, Alberto Hensel, con técnicos y profesionales del Ministerio, a fin de evaluar la magnitud y real situación, y en forma preventiva detener la actividad de la mina Veladero hasta que se determine que no existe riesgo alguno», informó el gobernador.

Anteriormente, ya habían tenido un accidente, un derrame de solución cianurada al Rio Potrerillos, pero en esta ocasión Barrick Gold lo había ocultado y negado. Sin embargo, los habitantes de Jáchal confirmaron el accidente. Los vecinos, por toda esta situación, se juntaron en la plaza central del pueblo para poder tener explicaciones; el intendente Miguel Vega juró que no sabía del derrame.

La asociación Argentina de Abogados Ambientalistas reclamó que el proyecto sea suspendido del todo, ya que consideran que Barrick Gold no está preparado para operar. Según varios ex empleados de la mina ya hubo otros derrames, con un total de cinco que pudieron ser corroborados, tres en 2011 y dos en 2012.

Para poder minimizar el impacto el gobierno provincial decidió contratar a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) para poder analizar el agua. Los análisis que realizaron confirmaron que la zona estaba contaminada, pero la UNOPS declaró que los pueblos cercanos no fueron afectados, aunque la realidad es que nadie sabe bien que es lo que sucedió.

Este accidente ambiental afecta todos los intereses de Barrick Gold, ya que este buscaba sacar adelante su imagen para realizar el proyecto binacional Pascua Lama, el cual había sido frenado por la Justicia Chilena por tener pruebas de que contaminaba los Glaciares Toros 1 y Esperanza. Además, también afecto los intereses del Ejecutivo provincial, el cual está buscando inversiones; es más, el gobernador está por viajar a China para tratar de conseguir capitales a partir de una feria minera que se realizá en dicho país.

Fuentes:

http://www.bbc.com/news/world-latin-america-29531430

http://www.infobae.com/politica/2016/09/14/confirman-un-nuevo-derrame-de-cianuro-en-la-mina-de-barrick-gold-en-san-juan/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *