4 marzo, 2024

COREA DEL NORTE VS ESTADOS UNIDOS

Según un informe recogido en la agencia de noticias estatal, la CIA y la inteligencia surcoreana habrían intentado asesinar a Kim con sustancias químicas durante las celebraciones por el aniversario del país.

De este modo el gobierno del presidente estadounidense, Donal Trump, completó la instalación en Corea del Sur de un escudo antimisiles destinado a derribar cohetes norcoreanos, propiciando amenazas de Pyongyang de lanzar una guerra total y un “ataque superpoderoso” contra Washington y Seúl.

La confrontación principal que se da en este caso es el poder “el gobierno de EE. UU. quiere liberarse del Régimen Comunista antes de permitir que la paz prevalezca en la península”. Nada de “un Estado, dos sistemas”.

La intención es de un Estado que prometa lealtad… ¿Adivinen a quién?… ESTADOS UNIDOS.

En este contexto de conflicto podemos relacionar un factor principal como es la cultural que destaca, que dicho acontecimiento se da muchas veces por valores e ideas que sirven para una justificación que conllevaría a una situación violenta o la llamada y tan buscada paz; no obstante, estos en mayor magnitud solo buscan el poder, lo monetario, respeto, por sobre todo lealtad sobre una Nación.

Tales condicionantes también se producen, o tiene como causa el conflicto de roles, que destacan la importancia de tener total posesión sobre un territorio. Hay una relación muy estrecha entre factores y causas que proporcionan este hecho, son situaciones muy complejas que lo llevarías a fondo y siempre encontrarías más relaciones entre sí, como son un conflicto de interés, a la cual su nombre lo describe o lo identifica;  dicha situación ha sido descrita en el contexto de esta misma situación a la larga también.

El conflicto es una situación en la que dos o más individuos con intereses contrapuestos entran en confrontación, oposición o emprenden acciones mutuamente antagónicas, con objetivos de neutralizar, dañar o eliminar a la parte rival. Por su condición a menudo extrema o por lo menos confrontacional en relación a objetivos considerados de importancia o incluso urgencia (valores, estatus, poder, recursos, escasos).

Se puede decir que los seres humanos somos una especie conflictiva. Eso es algo que podemos comprobar cada día y que se observa en todas las culturas, específicamente, a lo largo del periodo al que denominamos historia. Esto no quiere decir que otras especies no sean conflictivas, solo que la nuestra tiene una característica especial.

Decir esto no aporta nada tal vez del porqué somos tan conflictivos, pero nos da una idea de que sí, los conflictos son tan universales y nos han acompañado desde nuestros orígenes. No obstante debemos decir también que esos conflictos fueron llevándonos a la evolución diaria, a la sorprendente capacidad de adaptación que tenemos ante situaciones adversas de todo tipo, las cuales exhibimos siempre.

CONCLUSIÓN

La comprensión de un conflicto se facilita si se distingue las diferentes facetas. Las diferentes áreas de discrepancia o de incompatibilidad que se han de tratar para solucionar el problema, son los asuntos, en cambio; los intereses son la razón por la que cada uno de estos asuntos importa a la persona. Las necesidades son dispensables, lo mínimo que hace falta para satisfacer a una persona, en cuanto a lo substantivo, lo psicológico y el proceso seguido para resolver el problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *