24 mayo, 2024

Debido a la necesidad de un control por parte de un ente o individuo para tener en detalle sus ingresos y gastos, en 1494  Fray Luca Pacioli tuvo la idea de difundir la partida doble para este fin.

Usuarios de la información contable y sus necesidades.

Los interesados en la información contable de un ente en particular dependen de las circunstancias. Un desafío para la hora de invertir. En el caso de empresas, entes con fines de lucro, presentan una lista amplia de tales interesados, que incluye a:

  • Proveedores
  • Acreedores e inversores potenciales
  • Empleados
  • La gerencia
  • Clientes
  • El publico en general.
  • Propietarios
  • Prestamistas
  • Corredores de bolsa.
  • Analistas y asesores financieros
  • Abogados
  • Economistas
  • Autoridades impositivas.
  • Sindicatos
  • Legisladores

Un comprador potencial de acciones de  una empresa desea conocer si ésta genera ganancias que le permitan distribuir dividendos.

A un posible prestamista le gustaría saber si el ente puede generar fondos que le permitan devolver el capital y los accesorios financieros del caso.

Una bolsa de comercio estudia la información contable para evaluar si es suficiente y adecuada para quienes compran y venden acciones del ente y si hay circunstancias que requieran alguna medida especial, incluyendo el retiro de la autorización para cotizar.

Un organismo de control esta interesado en detectar situaciones que afecten  el interés publico, como el incumplimiento de determinadas relaciones técnicas por parte de entidades financieras o aseguradoras.

Dada la diversidad de los posibles usuarios de estados contables y de sus objetivos particulares, debe limitarse de algún modo la cantidad de información a incluir en ellos. Si se pretendiera la exposición de todos los datos requeridos por todos sus usuarios, los estados contables serian notablemente extensos. Así las cosas, la definición del contenido y la forma de los estados contables debe partir del estudio de las necesidades comunes a todos los usuarios o a la mayoría de estos.

Tanto en el caso de empresas como de organizaciones sin fines de lucro debe darse prioridad a las necesidades de los proveedores de recursos del ente. Principales fundamentos:

  • Los inversores, acreedores y sus asesores son los grupos externos prominentes dentro de los que utilizan la información provista por los informes contables y son quienes generalmente carecen de la autoridad para prescribir la información que desean.
  • Sus decisiones y su uso de la información han sido estudiados y descriptos en mucha mayor medida que los de otros grupos externos.
  • Sus decisiones afectan significativamente la asignación de los recursos en la economía.
  • Es probable que la información provista para cubrir las necesidades de inversores y acreedores sea útil, en general, para miembros de los otros grupos de usuarios.

Considero que esta información es necesaria y sumamente importante que debe cumplir ciertos requisitos, como ser equitativa para todos los usuarios y cumplir con el resto de los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *