25 mayo, 2024

La ley 23.101, trata del régimen de promoción de las exportaciones, y el establecimiento de un nuevo régimen de promoción de las mismas.

Esta Ley fue creada hace 33 años y medio específicamente el 28 de octubre de 1984 y publicada en el boletín oficial el 02 de noviembre de 1984, con el gobierno de estado de Raúl Alfonsin la cual tenía y tiene vigencia como objetivo:

  • Expandir las exportaciones argentinas de bienes y servicios dentro del marco de una política permanente y estable y procurando que los beneficios de los regímenes de promoción favorezcan a quienes realicen esfuerzos para el incremento continuado de sus exportaciones;
  • Ampliar y profundizar la presencia dela República Argentina en los mercados internacionales, conservando e intensificando las relaciones comerciales existentes.
  • Velar por el prestigio del comercio exterior del país a través de un adecuado contralor de las actividadesde exportación;
  • Facilitar al fabricante o al exportador de bienes y servicios a ser exportados el acceso a los insumos, bienes de capital o partes de origen importado.
  • Asegurar que los beneficios que se deriven del comercio exterior alcancen a las economías regionales y a todas las provincias del país;
  • Promover y fomentar la creación de compañías para el comercio exterior, público, mixto y privado.
  • Impulsar la integración y la cooperación económica y financiera, preferentemente con los países latinoamericanos y otros en países en vías de desarrollo, propiciando los acuerdos bilaterales, multilaterales y el incremento del intercambio compensado y otras modalidades de comercialización

Recordemos que cuando se aprobó esta ley la no estaba establecida la Organización Mundial de Comercio (OMC fundada en enero de 1995), que aprobó el Acuerdo de Subvenciones y Medidas Compensatorias (ley 24.425), que deja «fuera de terreno» algunas de las medidas que contenía la 23.101. Algo semejante sucede con mecanismos que facilitan la introducción de insumos importados sin pagar aranceles, como la Zona Franca, Admisión Temporaria y el régimen de Drawback, que ahora se ven sujetos por lo que se decide en el Mercado Común del Sur (MERCOSUR).

Para la realización y cumplimientos de los objetivos establecidos por esta Ley y luego de su promulgación y pese a todos los cambios realizados en el comercio en cuanto a estructuras, ordenanzas, maneras de hacer negocios, la norma mantiene su validez y así como las diferentes opiniones de distintos organismos, y el propio poder ejecutivo que actualmente no hablan de reemplazarla sino de agregar quizás algunos complementos, dado que hay normas que no se cumplen y quizás deberían cobrar vigencia. En unas de las derogaciones del Capitulo II del art. 06 ley (23.101) describe: las exportaciones podrán gozar de régimen de draw- back previsto en la ley 22.415 (Código Aduanero Argentino) en cuanto a los productos encuadren en su ámbito y no se acojan al régimen de reembolsos; como por ej: el gozar del régimen de draw-back, muchos exportadores como particulares y empresarios no gozan de este régimen ni de otras devoluciones, cuando en realidad deberían hacerse. Considero que la ley refleja necesidades de las exportaciones argentinas, por lo cual debería no modificarse sino de cumplirse fehacientemente.

Notablemente todos los gobiernos de turnos querrán hacer sus modificaciones en cuanto al plan estratégico que tengan con el país al momento de asumir sus responsabilidades en el estado, pero no deben reemplazar una Ley de promociones, aunque en Argentina funcionan desde hace 10 años aproximadamente conjuntos de programas de promoción de exportaciones que no tienen respaldo de ninguna ley, por ej.: la organización de pabellones en ferias internacionales, como el fomento de grupos exportadores, EXPORTAR, PROARGENTINA entre otros.

Las ventajas que tiene esta ley es que por un lado ofrece mayor seguridad al empresario en cuanto poder manejarse dentro de este campo. Pero la inestabilidad de los gobierno de turno no aseguran una economía estable, sino por lo contrario deberán respaldarse por esta Ley y en algunos casos donde se cumplan o no ciertos ítem puedan acogerse a ella. Con respecto al régimen de Admisión Temporaria donde las solicitudes de tipificación se demoraban dos años y actualmente se responden en 60 a 90 días, además le da a la empresa la posibilidad de importar mientras se realiza el expediente, dado que esta todo digitalizado.

Algunos problemas que tiene esta ley, como mencione no solo es el cumplimiento sino las deficiencias burocráticas, morosas, procedimientos administrativos o como los denominen, no bastan tener incentivos por exportar, es necesario verificar si la Administración Tributaria esta organizada para pagar los incentivos en tiempo y forma, y no esperar que los créditos fiscales sean devueltos a través de demandas cuando realmente tenemos una ley que lo ampara de esta manera. Otros de los inconvenientes fue la solicitud del regreso del reintegro adicional que anteriormente se les ofrecía a las Trading Company (compañías de comercialización), que considerablemente son un excelente mecanismo por el cual debería prorrogarse nuevamente. Para los exportadores que se inician en este ámbito es necesario tener una ayuda para comercializar sus productos, si bien son costosos estos servicios tienen una amplia y experiencia en los diferentes mercados internacionales.

Hace un año por una decisión de un diputado argentino incentivo la promoción del sector de software y servicios informáticos que expresaba que «la promoción del comercio exterior sólo esta aprobada en la medida que se convierta en una política de estado trascendiendo a los gobiernos de turno» así como también beneficiar a los exportadores del rubro científico, tecnológico, cultural asimismo de retomar la promoción de las exportaciones industriales.

Tenemos un país con una extensión territorial aproximadamente de 2.791.810 km2, que posee abundantes recursos naturales, como la flora y la fauna, que deberíamos fortalecer aun mas las diferentes materias primas para continuar exportando y crear con ellas la aplicación de nuevas tecnologías productos que alcancen el consumo final y logremos equilibrar la balanza comercial y los índices de exportación. Para lograr estos propósitos es un arduo trabajo del cumplimiento de los funcionarios públicos, y de todos los trabajadores y agentes de comercio para lograr una sinergia en la promoción de este ámbito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *