12 junio, 2024

Este cuestionamiento se realizan todos los particulares y empresarios al momento de invertir sen un emprendimiento, una PyMES o bien instalar, o trasladar una empresa o introducir una franquicia.
Actualmente en nuestro país estamos pasando por un proceso político y económico del cual estamos enfrentando las problemáticas que se presentan en la actualidad por ej: la inflación, el tipo de cambio, los impuestos que si bien están regulados son muy alto y la presión tributaria que la sufren los empresarios y los pequeños comerciantes.
Tenemos un ambiente macroeconómico frágil, y un sector financiero escaso donde frenan las inversiones. Esta problemática esta dada principalmente por devaluación y las regulaciones cambiarias como dos de los principales problemas. Los siguientes obstáculos para invertir son los siguientes:
? La inflación: las subas de precios desde el 2016 fue del 40%, mientras que el Banco Central tiene intensiones de alinear y esperanzados con las metas de inflación de un 17 para este 2017. Aunque muchos mayoristas son consciente de los propios aumentos desmedidos y en algunos casos no regularizados por el propio comerciante.
? Regulaciones cambiarias: este segundo inconveniente se muestra en la lista como una clara referencia al cepo al dólar. La primera gran decisión del Gobierno fue comenzar a desarmar las restricciones cambiarias, con el fin del cepo como una de las primeras medidas oficiales.
? Acceso al financiamiento: es difícil acceder dado que las herramientas conceptuales y técnicas para el diseño y financiamiento de proyectos son escasos por falta la inestabilidad monetaria.
? Impuestos altos: la queja tanto de empresarios locales como del exterior sigue en pie. La presión impositiva de la Argentina es una de las más altas del mundo y es del 34% del Producto Bruto Interno. Esto es un obstáculo para que se instalen empresas en la Argentina. Nuestro gobierno tiene intenciones de presentar la reforma tributaria en el Congreso Nacional en 2018, después de las elecciones legislativas.
Estos factores inciden mucho en la vida de un empresario al momento de instalarse en nuestro país.

El Banco Mundial tiene la carga tributaria más alta, ya que supera a los beneficios de las empresas. Con el cambio de gobierno, el fin a las restricciones en el mercado de capitales y la salida del default no se reflejaron hoy en un cambio insondable para la competitividad de la economía a nivel global.

Si bien el problema esta identificado se debería trabajar mas en ellos quizás modificando o complementando la Ley tributaria, el ordenamiento jurídico deberá dar paso a modificaciones en cuanto a las tasas, contribuciones especiales y el tributo “MADRE” : los impuestos esta prestación esta cada vez menos regularizada por las empresas privadas si bien van acompañadas por un proyecto y en algunos casos se frenan por los amparos, terminan haciendo lo que ellos les conviene ya que en su mayoría los que afectan socialmente son concesiones del estado deberían trabajar en forma conjunta y velar por el bienestar de la comunidad.

La recaudación debería ser equitativa y es necesario eliminar los impuestos distorsivos que frenan el crecimiento de la economía. Si bien en los comienzo de nuestro gobierno actual se han pagado los costos de la devaluación y lamentablemente los consumidores finales hemos sufrido la suba de tarifas sociales y de los servicios públicos.

Los empresarios no pueden invertir en la Argentina sabiendo la inestabilidad con la que se van a encontrar y por ende no se lograra la creación de empleo, por supuesto, crear un empleo es un impuesto al trabajo, las cargas sociales de los empleados y los ingresos brutos que se cobra en cascada y afecta a toda actividad productiva, deberían reducirse o por lo menos el Impuesto de Valor Agregado entre otros.

La sociedad ha dejado de consumir por las problemáticas presentadas en materia tributaria, se entiende que todos los sujetos estamos obligados a contribuir y esta establecido por ley, pero no toda la sociedad tiene igual adquisición monetaria por mas que la Constitución Nacional Argentina en sus principios describa los fundamentos de la equidad, ante los impuestos lamentablemente somos iguales, y ante esta igualdad no se puede comparar los ingresos de una casa de familia tipo, un soltero, o bien un jubilado que estos últimos lo sufren mas y ni mencionar de las trabas burocráticas para acceder a una tarifa social.

Si usted, que esta leyendo estas líneas y se encuentran con esta problemática, ¿hoy invertiría en la Argentina?, teniendo conocimiento de la mayor carga tributaria que poseemos y claramente que los consumidores finales cuidan obsesivamente el bolsillo. La respuesta a mi entender es esperar que pase este re-acomodamiento y una vez que tengamos establecido un plan de gobierno en tema tributario la Argentina podrá ser mas segura y toda sociedad podrá gozar los factores de bienes y servicios y no limitándose como actualmente se hace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *