22 junio, 2024

El Dr. Tomas Camacho (Director Médico Laboratorio Lema&Bandín) hizo un estudio de los diferentes riesgos que se pueden contraer en el ambiente de trabajo de las mineras. La publicación fue realizada en el portal Prevención Integral, en su versión online (fecha de la publicación, 25 de julio del 2014).

En este artículo se podrán ver algunos de los riesgos físicos, químicos, biológicos, ergonómicos y psicosociales,  en el  sector de la industria de la minería. Todavía estos existen en muchas partes del mundo, y en donde hay un margen importante para reducir los riesgos, sobre todo de accidentes, problemas relacionados con la ergonomía, el ruido y el control sobre el polvo de carbón y sílice.
Este es un resumen de dichos riesgos.

Riesgos físicos

Las lesiones traumáticas representan el principal problema y su rango se encuentra, desde los más comunes hasta accidentes mortales (caída de rocas, incendios, explosiones, inundaciones, derrumbamiento y electrocución). La aplicación sistemática de técnicas de gestión del riesgo en países desarrollados ha contribuido a reducir de forma importante este tipo de accidentes. El ruido, y la sordera, han estado de forma permanente en la minería. Controlar o disminuir el ruido ha sido una tarea muy difícil o casi imposible e este sector. Es generado por: las perforadoras, dinamita, corte de materiales, equipos de ventilación y demás. El calor y la humedad, la temperatura del aire aumenta con la profundidad (debido al gradiente geotérmico y a la mayor presión barométrica). Esto genera los golpes de calor de consecuencias fatales. La vibración transmitida por martillos neumáticos es la causa o exacerbación de trastornos vertebrales preexistentes.

Riesgos químicos
La sílice cristalina ha sido durante mucho tiempo un serio problema en la minería, la prolongada exposición a dicho polvo genera un patrón obstructivo (tos, expectoración, disnea), que evoluciona hasta llegar a enfermedades renales y riesgo de cáncer de pulmón. El polvo de carbón puede ser causante de neumoconiosis o pulmones negros, que conduce a una enfermedad pulmonar obstructiva crónica que evoluciona posteriormente a fibrosis pulmonar con un patrón restrictivo severo. El asbesto se lo ha relacionado a enfermedades tipo (fibrosis pulmonar, mesotelioma pleural y cáncer de pulmón). La exposición a las partículas de diesel sucede en minas subterráneas a causa de los equipos que se alimentan del mismo, sobre todo en equipos de perforación y transporte. Gases como el metano (riesgo de explosiones), dióxido de carbono, monóxido de carbono y dióxido de azufre, todavía permanecen como un serio problema que requiere monitorización.

Riesgos biológicos
El bacilo tuberculoso es un agente contaminante que se encuentra  en muchos trabajadores con silicosis, especialmente en África, donde la alta prevalencia de la infección por HIV aumenta el riesgo de tuberculosis por la inmunosupresión que conlleva. Otro agente infeccioso a tener en cuenta es la legionella, a causa de las torres de refrigeración que son encontradas frecuentemente dentro de las minas (se deben realizar análisis periódicos microbiológicos del agua para detectar dicha contaminación). Hay otras enfermedades infecciosas que han disminuido con las mejoras sanitarias y el incremento de las medidas de prevención (malaria, dengue, leptospirosis y anquilostomiasis eran, en otro tiempo, comunes).

Riesgos ergonómicos

Entendiendo que la minería se ha vuelto cada vez más mecanizada, existen todavía una buena cantidad de procesos manuales que son fuente de movimientos traumáticos repetitivos y sobrecargas musculares, especialmente en el área del hombro y que conducen a discapacidades laborales prolongadas. La mayoría de las minas operan las 24 horas del día, 7 días a la semana, por lo que el turno de trabajo alternante es muy común. La falta de sueño y la fatiga, han sido objeto de una considerable investigación en la industria, especialmente por los daños cognitivos que ocasiona en los trabajadores (motivo de accidentes) y por el mayor riesgo de cáncer, a causa de la disminución de uno de los más poderosos antioxidantes del organismo, la melatonina.

Riesgos psicosociales
El abuso de drogas y alcohol ha sido un tema difícil en la minería, en muchos empresas contratantes, se realizan análisis de drogas en orina antes de ser contratado el trabajador y tras los accidentes.

 

Conclusión Personal: Después del estudio que acabo de resumir hecho por el Dr. Tomas Camacho, cabe destacar que más allá de los mucho que  genera a nivel crecimiento de la economía y de la actividad la laboral, la minería también genera un sin fin de problemas de salud o alteraciones de la misma. Creo que se debe hacer un incremento en las medidas de prevención y también en las medidas de sanitarias y de seguridad. Tenemos que poner a la salud del hombre por encima de los progresos de las naciones, porque al fin y al cabo, los hombres son los que hacen que esas naciones sean más prosperas. La conciencia y la prevención tienen que armas esenciales para la medicina laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *