21 febrero, 2024

En la antigüedad la escuela era fuente de conocimiento, no todas las personas tenían acceso a la educación y aquellos que no lograban acceder a la misma ansiaban poder hacerlo para ganarse un puesto en la sociedad.

En la época de Juan Amos Komensky “Comenio” (1592-1670) solo la realeza estudiaba los libros sagrados, pero con la aparición de la imprenta y la facilitación para realizar copias de las escrituras, logro introducir sus ideales: educación universal, que la misma tuviera un orden y un método (el aprendiz debía estudiar los contenidos de fácil a difícil y ésta dificultad se realizaba según su edad). Este aporte de Comenio, ha tenido buenos resultados en la educación de las personas y por eso se utiliza en la actualidad.

Pero la incorporación de la tecnología hizo que le modelo educativo entrara en crisis y no pudiera dar respuestas a la sociedad con los mismos resultados. Explica Jorge Eduardo Noro, doctor en la educación por la Universidad Católica de Santa Fé, argentina en el diario Infobae: “La escuela, tal como funciona en América Latina y en buena parte del mundo, tiene un formato que fue glorioso en la modernidad, pero que hoy parece estar agotado, sin poder restablecer su éxito. Hacemos lo posible para hacerla funcionar, pero no podemos».

En el silgo XXI la forma de vida ya no es la misma que en algún entonces, muchos padres se encuentran divorciados por los que ambos ocupan su tiempo en el trabajo para lograr una remuneración y poder cubrir las necesidades, de esta manera el niño cuenta con poco tiempo para recibir ayuda en sus tareas escolares, también comprende la necesidad de trabajar para vivir y encuentra a la escuela un estorbo en su tiempo y sin una finalidad aparente. Pero el gran problema que quiebra poco a poco la educación escolar, es la tecnología, ya que, con ella las personas tienen acceso a un gran y variado contenido de información y redes sociales (principal medio de socialización) haciendo de la escuela un lugar sin algo que ofrecer y con objetivos a largo plazo cuando en la actualidad impera la rapidez de respuestas.

Estas son las razones por las cuales los profesores, los pedagogos (tiene como objeto de estudio los métodos de enseñanza para la lograr que el alumno aprenda) y los profesionales que realizan los programas de la educación, no encuentran la manera de captar la atención del estudiante, pero sabemos la importancia de la educación formal en la trasmisión de  los valores a la familia y sociedad y por eso debemos preguntarnos ¿Es trabajo de los profesionales adaptarse a la sociedad? ¿Ó la sociedad debe volver a encausarse en los modelos que hasta ahora funcionaron?