20 junio, 2024

image¿Alguna vez se han planteado la diferencia entre importante y urgente? Si no lo hicieron los invito a hacerlo. Si tuvieran que decidir entre dos situaciones extremas que requieran de una solución inmediata y que además es importante para Uds. ¿Cómo lo resolverían?

Muchas veces vivir en sociedad es muy complicado y nos pone en situaciones límite, a pesar de eso el rol de madre se sostiene, y el vínculo madre e hijo se refuerza…

 

No hay obstáculo que impida a una madre llegar a su objetivo cuando se trata de cumplir con las necesidades básicas de su hijo. Solo cambia el grado de importancia y de urgencia dependiendo ello del espacio real y del contexto social. Mientras algunas madres se preocupan de tomar todas las medidas de higiene necesarias para dejar libre de bacterias y microbios a todo lo que rodea a sus hijos, otras no tienen más remedio que darle de tomar agua sucia y evitar que se deshidraten porque no cuentan con agua potable (algunos países de África por ejemplo). Algunas se preocupan por abrigarlos bien en invierno para protegerlos del frio, mientras otras que están en un Estado en guerra en lo único que piensan es en alejarlos de ese lugar sin importar pasar por climas helados y estar días a la intemperie. Una madre de un niño con capacidad “diferente” interpretara como urgente e importante detalles que otras madres que no pasan por esa circunstancia no lo tienen en cuenta.

En la actualidad encontramos madres que cumplen distintos roles dentro de la sociedad, quienes además de ocuparse de sus hijos, salen a trabajar, estudiar, cuidar a sus padres enfermos, y a pesar que cuentan con 24 horas al día, se las arreglan para que esas horas parezcan muchísimo más. Si a eso le sumamos que  son madres solteras, separadas o viudas, entonces debemos entender que las prioridades de cada madre según la circunstancia va cambiando aunque lo que se mantiene intacto es “lo importante” SUS HIJOS…

Valeria de 40 años, madre (separada ya hace unos años) de 3 hijos adolescentes. Para ella lo importante y lo urgente fue cambiando a medida que transcurrieron los años. Ella trabaja y se ausenta de su hogar unas 10 horas, y por lo tanto considera que es importante y a la vez urgente disfrutar su rol de “madre” aprovechando al máximo el tiempo. No considera importante los quehaceres domésticos. Lo urgente para Valeria es resolver todo aquello que le permita seguir con la rutina familiar, por ejemplo gozar todos  de buena salud. Es importante estar conectados entre los miembros de la familia para que el poco tiempo que les toca compartir sea valorado. Y finaliza recalcando que” lo urgente es aquello que requiere de una solución para seguir adelante con lo importante”

En lo personal como madre de 3 hijos mayores de 21 años opino que no hay nada más importante que verlos encaminados, felices y buenas personas. Te hace sentir completa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *