24 mayo, 2024

Este jueves empieza en la ciudad de Buenos Aires la versión sudamericana del Foro de discusión Económico Mundial (World Economic Forum), un acontecimiento que reúne a más de mil líderes del planeta de los negocios y que va a dar una nueva ocasión a la administración de Mauricio Macri para estimular la tan ansiada como retardada «lluvia de inversiones».

A pesar de los sacrificios efectuados por el Gobierno para atraer inversiones, la realidad es que el año pasado la inversión bárbara interna fija reculó más de cinco por ciento . Peor todavía, la inversión viene cayendo de forma ininterrumpida desde hace 5 trimestres. Conforme resalta un informe de la asesora Ecolatina, a contramano de lo sucedido con la actividad económica, que comenzó a recobrarse en el último trimestre del año, la inversión acabó el dos mil dieciseis con signo negativo.

Particularmente, la inversión extranjera prosigue sin dar muestras de vitalidad. Aunque medró en el primer trimestre del año veintiuno por ciento , lo hizo sobre niveles muy deprimidos que se sitúan aún el día de hoy bajo el promedio de los últimos 5 años. En el amontonado a febrero, las inversiones extranjeras destinadas al campo productivo sumaron solo o bien dólares americanos s trescientos cincuenta millones, cifra que contrasta con los o bien dólares americanos s cinco.000 millones que consiguió captar el país en los mercados financieros. En cualquier caso, sí hubo una lluvia, no fue de inversiones sino más bien de endeudamiento.

Conforme con los especialistas, por lo menos 2 razones influyen en la resolución de las compañías extranjeras de retardar las inversiones en el país. Por una parte, los directivos de las compañías multinacionales proponen inseguridad sobre la continuidad del proceso político argentino y, desde esta perspectiva, prevalece el criterio de aguardar y ver qué ocurre con las elecciones de medio término para valorar «si Argentina sostendrá políticas afables con los mercados o bien volverá al populismo», conforme apuntan en estos campos.

Por otro lado, otro factor que empezó a influir es el retraso del género de cambio -el dólar cayó tres por ciento desde el principio del año y la inflación subió seis por ciento -, que lleva a meditar en la conveniencia de aguardar una corrección ya antes de transformar divisas a pesos.

El encuentro del World Económico Forum le va a dar la ocasión al oficialismo de explicar que Argentina cambia con políticas de apertura a los mercados internacionales y la busca de una agenda afable para los negocios orientada, mantienen desde Casa Rosada, a estimular el desarrollo y reducir la pobreza.

Las calificadoras de peligro internacionales le dan una ayuda al Gobierno en este sentido: Argentina es el único de los países grandes de la zona que presenta una perspectiva positiva en su evaluación para el resto es neutra o bien negativa.

En lo que se ha dado en llamar el «Davosito» o bien «mini Davos» – en referencia a la urbe de Davos (Suiza) donde se efectúa el primordial encuentro del World Economic Forum – que acostumbra a reunir a los líderes de los negocios, del gobierno, de la sociedad civil, académicos, medios, entretenimiento y artes. Se trata de la decimosegunda vez que el Foro de discusión viene a Latinoamérica mas la primera que se efectúa en la Argentina.

Los co presidentes del encuentro son Asheesh Advani, presidente de JA Worldwide de los E.U., Alejandro P. Bulgheroni titular de, Riendas Corporation de Argentina, Marcos Bulgheroni, Directivo Ejecutvio de la asimismo argentina Pan American Energy, Hans-Paul Bürkner Chairman de la ciudad de Boston Consulting Group de Alemania, Eduardo S. Elsztain titular de IRSA Inversiones y Representaciones de Argentina y Patricia Espinosa Cantellano Secretaria Ejecutiva de la Comisión de Cambio Climático de las Naciones Unidas.

El encuentro va a ser encabezado por el presidente Mauricio Macri. Asimismo participa Klaus Schwab, Creador y Presidente Ejecutivo del Foro de discusión Económico Mundial America Latina. Entre los citados para las asambleas del día jueves se resalta la presencia de la canciller Susana Malcorra, de Michael Rake, Presidente, BT Group del R. Unido y de Luis Videgaray Caso, Secretario de Temas Exteriores de México. El viernes se va a contar con Arancha Gonzalez Laya, Directiva Ejecutiva, International Trade Centre con sede en Ginebra, Jeffery McElfresh, Presidente, DIRECTV Latin America AT&T de E.U. y Marcos Pereira, Ministro de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil.

Motivos para la discusión va a haber muchos en tanto que América Latina ha crecido en los últimos quince años a un ritmo de solo tres por ciento , menos de la mitad de la tasa de desarrollo de la economía otras zonas emergentes.

Conforme con un reciente trabajo de la asesora Mckinsey, América Latina tuvo en los últimos quince años un desarrollo anual de la productividad de solamente que 0,6 por ciento , la décima una parte de la tasa a la que medró Asia. Conforme esta asesora, la zona precisa remover obstáculos a la competitividad, avanzar en materia de digitalización, progresar las capacidades de los recursos humanos y prosperar los fundamentos económicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *